explora

No es para menos: ocupa la oficina de Einstein, unifica dos teorías y gana «el Nobel de las matemáticas»

Ganar el premio Abel es como tener el Nobel en las matemáticas, o más o menos. El más reciente ganador es Robert P. Langlands, quien recibió el galardón por un logro algo diferente al de sus colegas. El programa Langlands, como se lo suele llamar, es una gran teoría unificada de las matemáticas.

El premio Abel es otorgado por la Academia Noruega de Ciencias y Letras. Para muchos es el equivalente al Nobel, debido a que en ese caso no hay categorías de Matemáticas. Su enorme trabajó se dio a conocer con una carta al matemático André Weil en los años 60, desencadenando la creación del programa Langlands.

¿De qué trata, más o menos?

langlands
Jeff Mozzochi vía Wikimedia Commons

Su razonamiento resultó revelador desde muchas aristas. Según él, hay conexiones profundas entre dos ramas de las matemáticas: la Teoría de los Números y el Análisis Armónico, que hasta el momento no estaban relacionadas. Su pensamiento desencadenó un movimiento donde se sumaron muchos matemáticos del mundo, profundizando en su análisis. Es uno de los proyectos con más personas y más resultados, por lo que se le llama a veces teoría unificada de las matemáticas.

Esto es lo que dice la cita del premio:

El programa Langlands predice la existencia de una red estrecha de conexiones entre las formas automórficas y los grupos de Galois.

Hasta que Langlands planteó estas predicciones, se creía que no había conexión entre los conceptos, técnicas y terminología de ambas teorías. Entre sus ideas hay muchas conjeturas que los matemáticos consideran ciertas, aunque no han sido probadas. En las últimas décadas muchas personas han ganado premios por confirmar esas conjeturas, creando un espacio dinámico dentro de las matemáticas.

La ceremonia se realizará el 22 de mayo y el matemático recibirá el monto de 776 mil dólares.