explora

Esta será la primera misión de la NASA para desviar un asteroide que pasará cerca de la Tierra

asteroide cayendo en la tierra
solarseven vía Shutterstock

(Este no es el asteroide de verdad. Sólo es una imagen para agregar efecto dramático).

Aunque el impacto de un meteorito es algo que imaginamos sólo en las caricaturas y en los programas de ciencia ficción, la realidad es que este fenómeno sí es una de las preocupaciones que la NASA tiene siempre presente. Nada más pregúntenle a los dinosaurios, a ellos les consta que estas cosas sí pasan.

En un comunicado reciente en su sitio oficial, la NASA dio a conocer que ya se encuentra en la fase de diseño la primera misión para desviar un meteorito que pasará cerca de la Tierra.

Pero tranquilo. Todavía no hay necesidad de acumular latas de atún y encerrarte en tu sótano. De hecho este proyecto es justamente para eso, para evitar que llegue el día en el que la amenaza sea real.

El nombre de la misión es Prueba de Redirección de Asteroide Doble, DART por sus siglas en inglés. Se prevé que en octubre de 2022 y de nuevo en 2024 el asteroide Didymos pase a una distancia de 11 millones de kilómetros de nuestro planeta.

satelite en el espacio
Vadim Sadovski vía Shutterstock

"Didymos" significa "gemelo" en griego, y este nombre fue escogido porque Didymos en realidad son dos asteroides: Didymos A de unos 780 metros de tamaño, y Didymos B de 160 metros. Esta sería la primera oportunidad para probar la técnica de deflexión, la cual consiste en dispararle al asteroide a una velocidad nueve veces mayor a la de una bala (6 kilómetros por segundo) con el fin de cambiar su trayectoria.

Didymos es perfecto para este experimento por el hecho de ser dos asteroides en uno. El objetivo del disparo sería Didymos B para comprobar cómo cambia su órbita alrededor de Didymos A, sin afectar la órbita de ambos alrededor del sol. Como nunca se ha atacado a un cuerpo espacial como este, no se sabe cómo podría reaccionar, así que lo mejor es hacer las pruebas en un ambiente lo más controlado posible. Y este es el momento ideal.

"DART es una fase vital para demostrar que podemos proteger nuestro planeta de un impacto de asteroide en el futuro", comentó Andy Cheng del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins.

Los dinosaurios deben estar llorando en este momento. Qué más hubieran querido ellos que tener al menos una mínima posibilidad de sobrevivir. Pero bueno, echando a perder se aprende.

Te recomendamos: Los 5 cometas más grandes de la historia