explora

Este es el estado de México en el que cayó el meteorito que mató a los dinosaurios

Vadim Sadovski / Shutterstock

Seguro has escuchado la teoría que asegura que los dinosaurios se extinguieron debido a que un meteorito se estrelló en la Tierra. Esto causó alteraciones en el clima y cambios en los ecosistemas, lo cual a su vez provocó que la cadena alimenticia se alterara y que los dinosaurios no resistieran las nuevas condiciones climatológicas.

Lo que probablemente no sabías es que el meteorito -de 10 kilómetros de diámetro- cayó justo en nuestro país, específicamente en la Península de Yucatán. El impacto dejó como huella un gran cráter de 200 kilómetros de diámetro (algo así como dos mil canchas de futbol alineadas) y 25 kilómetros de profundidad, el cual es llamado Chicxulub.

Google Maps

¿Era un meteorito o un asteroide?

Dado el tamaño del cráter y los efectos que causó, los especialistas consideran que se trató de un meteorito: cuerpo rocoso que se desprende de uno más grande, el meteoroide, y que al traspasar la atmósfera terrestre deja una estela de luz.

Cabe mencionar que aunque ambos son cuerpos rocosos, la principal diferencia entre los meteoritos y los asteroides es el tamaño. Estos últimos son más grandes que los meteoritos, pero más pequeños que los planetas. Además, orbitan entre el Sol y el planeta Neptuno y pueden cambiar su trayectoria al cruzarse con un planeta.

Te recomendamos: ¿Estás sufriendo esta temporada de lluvias? la NASA advierte que podrían empeorar

¿Cómo fue el impacto?

El año pasado, científicos del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizaron perforaciones en el cráter y dieron a conocer los primeros resultados de su investigación en el artículo ‘The formation of peak rings in large impact craters’ de la revista Science.

Entre otros datos, los expertos revelaron que calculan que el meteorito se estrelló en México hace 66 millones de años y el impacto ocurrió a una velocidad de 250 kilómetros por hora. Si bien el meteorito tenía un diámetro de 10 kilómetros al caer, es seguro que su tamaño era mucho mayor, pero la fricción con la atmósfera provocó en él un aumento de temperatura y un desgaste que redujeron su tamaño.

Science

El gran impacto provocó que se levantara una gran nube de polvo que impidió que la luz solar llegara hasta las plantas y con esto se interrumpió la fotosíntesis. Además, toneladas de fragmentos de roca salieron disparados por los aires a una gran velocidad y atravesaron la atmósfera; por efecto de la gravedad cayeron de nuevo a la Tierra, causando fricción con la atmósfera y generando una ola de calor que aumentó la temperatura del planeta a más de 500 grados.

Todo lo anterior ocasionó un desequilibrio en los ecosistemas y la extinción del 75% de las especies que habitaban el planeta, incluyendo a los dinosaurios. No obstante, los cambios en el clima propiciaron las condiciones para que se diversificaran las especies que sobrevivieron, lo cual también dio origen a la aparición de los mamíferos y por ende del ser humano.

También te puede interesar: Fuera de este mundo: así se ve México desde el espacio