explora

¿Moriremos ahogados? Esta es la razón por la que está lloviendo tanto en la CDMX

hombre ahogado en la playa
Dmitry Kalinovsky vía Shutterstock

A que los chistes de construir un arca como la de Noé ya no parecieron tan ridículos ayer, ¿verdad?

No es un secreto, ni creemos que te vaya a sorprender saber que la causa de estas apocalípticas lluvias es: el cambio climático. (Deberíamos invitar a Trump a que le dé una miradita al lago de Circuito Interior, a ver si sigue creyendo que no está pasando nada).

¿Por qué el calentamiento global hace que llueva más?

Cuando la temperatura atmosférica sube debido a los gases de efecto invernadero, el vapor en el ambiente sube un 7 % por cada grado centígrado de calor. Este fenómeno ocasiona que la lluvia aumente más o menos un 1-2 % por cada grado de la temperatura que sube.

Lamentablemente, el comportamiento de la lluvia es mucho más difícil de predecir que el de la temperatura, porque los modelos actuales del clima tienen la capacidad de analizar procesos a gran escala, pero no aquellos regionales o locales.

Por eso no se tiene una idea clara de cómo seguirá cambiando el clima si el calentamiento global persiste. Pero las estimaciones apuntan a que las regiones húmedas se volverán más húmedas; y las secas, todavía más secas.

Te invitamos a leer: 7 cosas que podrías hacer diariamente para salvar nuestro planeta

¿Podemos hacer algo al respecto?

Aunque no haya una solución inmediata, por supuesto que hay acciones que todos podemos (y debemos) tomar para aminorar el cambio climático. Seguro ya las conoces: apagar los aparatos electrónicos que no estés utilizando, reducir el uso de tu coche, reciclar, cuidar el agua… Porque tal vez no lo pensamos tanto, pero sí, esos cambios harán una gran diferencia. Hasta para evitar que se inunden nuestras casas.

Sobre todo, por favor, ¡por favor! ¡Ya no hay que tirar basura en la calle! De por sí se nos cae el cielo y luego no tiene a dónde irse porque las coladeras están tapadas.

No sólo nosotros como ciudadanos tenemos la responsabilidad de arremangarnos y ponernos en marcha. Al gobierno también le corresponde bajarse con nosotros a empujar el coche que es México y sacarlo del charco.

Necesitamos políticas de estado que regulen el trabajo de los sectores productivos (como el industrial y el de agricultura, por ejemplo) tanto para reducir su impacto negativo en el medio ambiente como para protegerlos de los problemas del cambio climático. ¿Te imaginas cómo deben afectar estas lluvias locas a los cultivos? O las sequías que nos esperan.

También necesitamos investigaciones y estudios, no sólo científicos, sino sociales, meteorológicos y económicos para tomar las decisiones pertinentes con pleno conocimiento de la situación. Porque sin una idea clara de lo que pasa, por qué pasa y cómo nos afecta lo que pasa, sólo daríamos pataditas de ahogado.

Lluvias terribles como las de ayer nos apremian a hacer esfuerzos en conjunto como mexicanos y como habitantes del mundo en general. Que si cada quien rema a su ritmo y como Dios le da a entender, sin duda se nos va a hundir la lancha.

Te recomendamos: Esto es lo que puedes hacer para evitar otra contingencia ambiental y no lo habías pensado