explora

Sobrevivió a la leucemia, pero murió por la negligencia de sus padres antivacuna

7 cosas que debes saber sobre el nuevo brote de sarampion 3
RidvanArda/iStock/Thinkstock

El cáncer es una enfermedad terrible y un niño italiano de seis años podía afirmar con orgullo el haber sobrevivido a la leucemia y su tratamiento, pero decimos podía ya que el pequeño falleció de sarampión por la grave negligencia de sus padres.

Quienes tuvieron cáncer quedan con un sistema inmunitario comprometido y no pueden recibir vacunas, lo que hace importante que quienes los rodean estén al día con las suyas, pero el niño italiano se contagió de sarampión a través de sus hermanos que no estaban inmunizados ya que sus padres son parte del movimiento antivacunas.

Padres antivacuna culpables de la muerte de su hijo sobreviviente de cáncer

las vacunas provocan autismo 3
iStockphoto/Thinkstock

El tener seis años y ser un sobreviviente de cáncer no es fácil, ya que el tratamiento contra esta enfermedad es brutal para los cuerpos infantiles, pero un chico italiano logró superar la leucemia aunque su sistema inmune quedó comprometido.

El fallecimiento de un pequeño de seis años producto de sarampión es nuevo ejemplo de lo peligroso que es el movimiento antivacunas al que sus padres suscribían, los dos hermanos mayores del chico no estaban inmunizados contra la enfermedad que terminó matando al menor de la familia.

Este lamentable caso no es aislado, sobre todo cuando Europa vive una epidemia de sarampión con tasas de vacunación bajas que impiden que esa inmunidad comunitaria de la que dependen los niños que superaron al cáncer estén protegidos.

Tan solo este año en Italia se registraron 2500 casos de sarampión, en el 40 % de ellos los afectados requirieron hospitalización y las tasas de vacunación son más bajas que nunca. 

Las autoridades italianas acaban de promulgar una ley que hace obligatorias las vacunas más importantes y aquellos pequeños no inmunizados por razones no médicas no pueden acceder a escuelas y otros servicios importantes.

En Rumania las cosas son aún peores: 7200 casos desde fines de 2015, 31 de ellos mortales. Se estima que en el país solo la mitad de los niños están completamente inmunizados contra el sarampión.

No solo Europa enfrenta un grave aumento de casos de enfermedades prevenibles con vacunas, sino que se trata de una triste tendencia que se ve en todo el mundo y que cobra vidas de personas que por razones médicas no pueden ser inmunizados o tienen un sistema inmune debilitado.

El no vacunar es equivalente a conducir ebrio, no solo se pone en riesgo la vida de la persona que tomó alcohol, sino que también de las que podría chocar producto de su irresponsabilidad, pese a ello los movimientos antivacuna siguen ganando fuerza.

Científicos de todo el mundo se dedican a demostrar que no existe relación entre vacunas y autismo o que estas son peligrosas, es trabajo de todos lograr que la gente tome conciencia acerca de la importancia de recibir inmunizaciones y no ser cómplices de la muerte de quienes debíamos proteger.