explora

Aunque no lo creas, en un vaso con agua puede haber todas estas terribles cosas

tomar agua en ayunas5
Alliance/Shutterstock

La mejor forma de hidratarse es bebiendo agua y gracias a los avances en los sistemas de cañerías modernos solo basta abrir la llave en casa para servirnos un vaso.

Pero ¿sabes qué hay realmente en un vaso de agua? Hoy te contamos qué ingredientes se encuentran en ese inocente trago de H2O y si deberías estar preocupado por ellos.

¿Qué se esconde en un vaso de agua?

Como se potabiliza el agua
Fuse/Fuse/Thinkstock

Refrescante en esos momentos de calor, basta abrir la llave para servirte un vaso de agua en casa pero ese líquido que pasó por plantas de tratamiento para poder ser consumido por humanos no está formado solo por hidrógeno y oxígeno.

¿Qué tiene el agua que bebes en casa? La composición del agua hogareña no es la misma en todos los países y ciudades pero en gran parte de los casos comporten elementos como flúor (F), sodio (Na), cobre (Cu) e incluso otros que son peligrosos como elarsénico (As) y plomo (Pb).

Otros elementos sorprendentes que se esconden en el agua hogareña son antibióticos, pesticidas, sulfuro de hidrógeno y algas, algunos de estos son normales, pero otros se deben a contaminación externa en los ríos y lagos que alimentan el agua utilizada en las ciudades.

Asimismo, el agua que llega a tu casa puede haberse alterado por cañerías en mal estado dentro de tu propio hogar. 

¿Es peligroso beber agua potable?

tomar agua en ayunas
ESB Professional/Shutterstock

Si bien el agua potable tiene una serie de elementos extra al común H2O si estos se encuentran en niveles bajos aceptables no revisten ningún riesgo y para ello este líquido debe ser revisado con frecuencia para chequear especialmente las concentraciones de plomo y arsénico.

Un estudio realizado en 2016 por la Universidad de Harvard en los Estados Unidos analizó el agua potable que beben los estadounidenses y detectó que al menos 6 millones de ellos repartidos en 33 Estados se exponen a peligros.

La investigación buscó cuál era la concentración de diferentes tipos de compuestos químicos conocidos como ácidos perfluroroalquílicos o PFAA los cuales se hallan naturalmente en fuentes de agua y que, a niveles normales, no deberían ser un riesgo para la salud.

El problema está cuando los niveles de los PFAA superan lo permitido, tal como ocurrió en muestras provenientes de 33 Estados del país norteamericano haciendo que el consumo de esa agua sea peligroso para la salud.

Entre los efectos en el cuerpo humano por consumir niveles altos de ácidos perfluroroalquílicos están daños al sistema inmune, mayor propensión al desarrollo de cánceres y desajustes hormonales.

El analizar con frecuencia los niveles de tóxicos y minerales en el agua potable es muy importante, así que vale la pena informarse acerca de los métodos de control utilizados en tu país y los resultados de los análisis del agua que bebes todos los días.