La NASA pide ayuda para crear tecnología que permita a los astronautas defecar sin dificultades en el espacio

Jason Roberts / Vía: NASA

Ser astronauta no es nada fácil, hay que lidiar con un riguroso proceso de selección y entrenamiento y soportar los efectos que la gravedad tiene sobre el cuerpo, pero hay cosas naturales de las que no se habla.

¿Imagina tener ganas de defecar cuando tienes puesto el traje espacial? Un problema que por ahora tiene como solución el uso de pañales, pero que la NASA quiere resolver y para eso pide tu ayuda además de ofrecer una jugosa recompensa.

Defecar en el espacio, un problema que necesita solución

Todos nacemos, morimos y necesitamos vaciar nuestros intestinos. Los astronautas son gente como nosotros pero que tienen grandes problemas a la hora de defecar ya que trajes abultados y falta de gravedad se los hace complicado.

La NASA quiere cambiar el sistema actual que consiste en utilizar pañales y para ello lanzó un concurso. Se trata del Space Poop Challenge en el que todos pueden participar y, la mejor idea se lleva un premio de $30 mil dólares además del agradecimiento eterno de los astronautas.

Si bien quienes están en la Estación Espacial Internacional tienen un sistema propio para evacuar sus desechos corporales, en momentos de despegue, exploración y aterrizaje deben usar un traje bastante pesado.

Actualmente utilizan pañales para contener sus desechos durante esos momentos lo que es muy incomodo, ya que por la microgravedad la caca o pipí no se quedan en el pañal sino que tienden a adherirse a la piel provocando molestias e irritaciones.

En tiempos donde se quiere enviar humanos a Marte y las caminatas fuera de las naves serán más largas, los pañales dejan de ser una opción soportable, por eso se busca dotar a los trajes espaciales con un sistema de manejo y evacuación de desechos corporales.

Desde la NASA calculan que puedenpasar seis días entre el ponerse el traje y poder acceder a un retrete creado para funcionar en las naves, por lo que este sistema debe tener una gran capacidad de absorber y almacenar los desechos.

Hay que considerar que el sistema que permita a los astronautas defecar sin tener que quitarse los trajes debe funcionar sin necesidad de utilizar las manos y servir tanto a hombres como mujeres.

Si tienes una buena idea, entra al sitio del Space Poop Challenge y compártela con la NASA, podrías ser la persona que ayude a quienes exploran al espacio exterior con un molesto problema y además llevarte $30 mil dólares a casa, nada mal.