explora

La ciencia lo confirma: el sexismo es malo para la salud mental de los hombres

sexismo
DNY59/iStock

El sexismo es la discriminación y el prejuicio contra una persona debido a su género. En particular, en nuestra sociedad el sexismo se pronuncia sobre todo hacia las mujeres. Comúnmente, el sexismo se caracteriza por estar relacionado con los estereotipos y roles de género y a la creencia de que las mujeres son inferiores al hombre.

En las últimas décadas, la ciencia ha estudiado el concepto de masculinidad tóxica, enfocándose principalmente en los atributos de los «hombres tradicionales» que pueden ser negativos tanto para la mujer como para los hombres y la sociedad.

Un estudio publicado en la revista Journal of Counseling Psychology reportó que el sexismo que sucede en nuestra sociedad resulta ser sumamente negativo para los hombres también.

Las normas masculinas y su efecto en la sociedad

sexismo 2
BrianAJackson/iStock

El estudio abarcó 80 estudios que fueron realizados en los últimos 11 años sobre las «normas masculinas» y la salud mental e involucró a un total de 20 mil hombres. En el mismo se concluyó que los hombres que se adhieren a las «normas de masculinidad» no solo afectan a las mujeres a su alrededor, sino que también demuestran tener una salud psicológica y un funcionamiento social muy negativo.

Las mencionadas «normas masculinas» refieren a comportamientos típicos de la masculinidad tóxica, como por ejemplo el deseo de ganar siempre, la necesidad de tener control emocional, la violencia, la dominancia sobre las mujeres, la promiscuidad sexual, la independencia, el poder sobre las mujeres, la prioridad en el trabajo, la toma de riesgos, el menosprecio a los homosexuales y la constante búsqueda de estatus.

El equipo de investigación reportó que algunas de estas normas son mucho más negativas que otras. Por ejemplo, la independencia, la dominancia sobre las mujeres y la promiscuidad sexual, parecerían afectar a la salud mental del hombre. En cambio, las normas restantes no demostraron tener un efecto negativo.

El sexismo separa al hombre de la sociedad

sexismo 1
SoumenNath/iStock

El sexismo no solo es dañino para las mujeres, también lo es para los hombres ya que lo aisla de la sociedad.

Hoy en día, la sociedad está cada día más consciente de la misoginia y del sexismo. Las normas del macho están cada día más anticuadas y por esta razón, los hombres que continúan viviendo sus vidas según estas normas ya no son aplaudidos ni respetados (en general) y pasan a ser cada día más dejados de lado.

El análisis también reportó que cuando los hombres son independientes, tienen control emocional y son sexualmente promiscuos, no tienen la tendencia a preocuparse por su salud mental cuando es necesario. De hecho, el psicólogo e investigador Michael Addis explica que por esta razón, hasta hace poco años, la información disponible en cuanto a la salud mental de hombres sexistas era inexistente o muy escasa.

Esto demuestra lo dañinas que son las actitudes machistas de la masculinidad tradicional en la sociedad, familias, niñas, niños, mujeres y hombres.

La presión por ser el «macho ideal» 

machismo
MRBIG_PHOTOGRAPHY/iStock

Los hombres, al igual que las mujeres, se encuentran constantemente bajo la presión de aparentar ser un «hombre ideal» según el estándar de la sociedad. Pero esto les impide salir adelante y manejar las distintas situaciones de la vida cotidiana, en particular cuando el estrés está involucrado.

En muchas situaciones, el estrés no puede ser expresado acorde a la necesidad de cada uno ya que el macho no puede demostrar que es débil, emocional o inseguro. El macho debe ser fuerte, violento y dominante.

Además de ser totalmente injusto, todo esto tiene grandes implicancias. En este sentido, los hombres viven bajo constantes limitaciones en cuestiones emocionales y psicológicas: no pueden enfrentar las distintas situaciones, expresarse y liberarse del estrés.

Según la psicología, el principal modo de superar estas emociones es tener los mecanismos para enfrentarlos y ninguno de estos debe ser la violencia.

Este estudio demuestra que el sexismo y la lucha por la igualdad de género nos concierne a todas las personas, hombres o mujeres, tanto desde un punto de vista social como salubre.

Recomendaciones de la semana: