explora

Esto es lo que la dependencia al alcohol puede provocar en tu cerebro

alcohol 3
Axel Bueckert/Shutterstock

En general, las personas consumen alcohol para celebrar, sociabilizar y relajarse.

Según NIAAA (National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism), el instituto que se encarga de estudiar el consumo y el efecto del alcohol en las personas, los efectos del alcohol varían de una persona a la otra y esto depende principalmente de factores como la cantidad de alcohol consumido, la recurrencia del consumo de alcohol, la edad, el estado de salud y los antecedentes familiares en referencia al consumo de alcohol.

El consumo de alcoholen sí no es un problema, lo es cuando las personas comienzan a consumir demasiado, ya que esto puede ocasionar una serie de graves problemas y riesgos para la salud. 

El abuso del alcohol y sus consecuencias

alochol 1
Marcos Mesa Sam Wordley/Shutterstock

El alcohol entra a nuestro sistema sanguíneo apenas comenzamos a tomar, por esta razón es que tiene un efecto tan rápido. A medida que una persona consume alcohol, la concentración de alcohol en sangre sigue aumentando.

Cuanto más alto este índice, más efectos comenzamos a sentir, tales como la reducción de inhibiciones, problemas para hablar, problemas motores, confusión, problemas de memoria, problemas de concentración, problemas para respirar y si así continua, eventualmente, la muerte. Una persona puede morir directamente por consumir demasiado alcohol.

Hay otros problemas que se asocian al consumo de alcohol, como por ejemplo los accidentes en la vías de tránsito, accidentes por exposición a situaciones riesgosas, violentas o finalmente suicidios u homicidios.

A largo plazo, aquellas personas que consumen constantemente mucho alcohol se ven mucho más afectadas que los consumidores ocasionales. Entre los problemas que pueden enfrentar están la adicción al alcohol, problemas de salud, riesgo de padecer diversos tipos de cáncer y el síndrome Wernicke-Korsakoff. Este síndrome se desarrolla cuando hay una deficiencia de la tiamina o mejor conocida como la vitamina B1, y esto es algo muy común en las personas que abusan del consumo de alcohol.

El alcohol genera cambios neurofisiológicos y cognitivos

alcohol 2
Moiseenko Design/Shutterstock

La dependencia al alcohol puede ocasionar problemas neurofisiológicos y cambios cognitivos. Estos problemas abarcan desde el sueño interrumpido hasta serios efectos neurotóxicos. A esto se le suma que la vejez contribuye en cierta parte a la disminución de la habilidad cognitiva.

Un grupo de científicos de la Sociedad de Investigación sobre el Alcoholismo se encargó de realizar un estudio para elucidar la relación entre la edad, la dependencia al alcohol y la función neurocognitiva. En su estudio participaron 66 personas, hombres y mujeres, que fueron sometidas a un análisis neurocognitivo, de atención, aprendizaje, memoria, función motora y verbal y de procesamiento. Así, se compararon los resultados obtenidos en las personas más dependientes del alcohol con las que son consumidoras ocasionales.

Los resultados del estudio demostraron que en personas mayores el abuso del alcohol genera un deterioro de las funciones cognitivas, del aprendizaje, la memoria y la función motora. Por otro lado, las personas que tuvieron dependencia al alcohol gran parte de sus vidas, más allá de la edad que tienen, presentan deterioros neurocognitivos en estas mismas funciones mencionadas y se le suman el dominio de atención.

Entonces, a modo de resumen, tanto el abuso como la dependencia del alcohol genera deterioros neurocognitivos, pero la dependencia se asocia con consecuencias aún más negativas. 

Te recomendamos a continuación: