¿Por qué hay personas que aseguran ver fantasmas?

katalinks/Shutterstock

Todos hemos intentando contactar con espíritus y hemos contado historias de fantasmas, pero probablemente muchos de nosotros no hemos visto uno en nuestras vidas. Hay cientos de fotos de supuestos seres sobrenaturales, relatos de personas que lo han vivido y algunos que aseguran que es algo corriente. Cuando se trata del más allá es difícil saber qué es cierto, pero está claro que debe buscarse una opinión científica. Es por eso que frente a la búsqueda de una razón para que algunas personas vean fantasmas, aquí tenemos una posible respuesta desde la psicología.

Presencia sensorial

Bundit Yuwannasiri/Shutterstock

Resulta que no es tan raro que las personas sientan una presencia sensorial, como la llaman los psicólogos, cuando están en un momento de estrés o desesperación. Además, suele pasar cuando la persona se encuentra sola o aislada y debe lidiar con un ambiente desconocido. Puede suceder cuando hay un cambios atmosféricos o falta de oxígeno.

Las últimas investigaciones encontraron que la estimulación de ciertas zonas del cerebro puede ser la causante de que veamos fantasmas. Por otro lado, el psicólogo Peter Suedfeld asegura que tiene que ver con la forma en que prestamos atención a nuestro entorno. Generalmente sentimos todo lo que nos rodea, pero cuando nos topamos con algo que no conocemos, nos es difícil procesar la información y comenzamos a sentir que es desconocido o “sobrenatural”. Lo mismo ocurre si no hay mucho cambio en el ambiente. Si un lugar se mantiene igual por mucho rato comenzaremos a enfocarnos en nosotros mismos, algo que usualmente no hacemos.

Mecanismo de detección de agentes

Eugene Partyzan/Shutterstock

Esto fue estudiado por la psicología evolutiva y tiene que ver con la capacidad de protegernos frente a posibles daños. Cuando sentimos que estamos en peligro nos ponemos a la defensiva, aún cuando puede ser solo un error. Las pruebas demostraron que las personas que han tenido experiencias sobrenaturales generalmente les sucedió en ambientes amenazantes. Además, estos individuos son los que viven de manera más subjetiva las diferentes experiencias.

En realidad es lógico que una mezcla de todas estas cosas sea la causa para la aparición de fantasmas. Por ejemplo, suele suceder cuando la persona está sola, como los marineros o exploradores. También aquellas personas que han perdido a sus seres queridos a veces pueden verlos, debido a que se encuentran solos, se aíslan y están bajo un fuerte estrés.

Algunas personas, como los monjes o curas, pueden tener visiones al aislarse completamente mediante la meditación y alterar su percepción. Todas estas opciones tienen en común una conjunción de la soledad, un ambiente estático, el estrés y la sensación de peligro o alerta. Claro que no tienen porqué estar juntas al mismo tiempo.