explora

Qué hacer y a dónde ir en Detroit: 5 actividades que amarás

shutterstock 442518340
JHVEPhoto/ Shutterstock

Detroit, en el estado de Michigan, es una ciudad que muchos deberíamos emular. Es el ejemplo de que se puede salir adelante tras una crisis. Detroit está llena de historia y lo sucedido allí ha definido a los Estados Unidos de muchas maneras. Fue, entre otras cosas, la ciudad que marcó el modelo de producción masiva de fabricación de autos a principios del siglo 20. 

Alrededor de los años 50, Detroit contó con una población de casi dos millones de personas. Hoy tiene apenas poco más de medio millón. Sin embargo, gracias a esa recuperación, muchos han vuelto a elegir a la ciudad como su casa. 

En el 2013 Detroit se declaró en bancarrota, siendo la ciudad más grande en los Estados Unidos en acogerse a la quiebra. En ese momento contaba con unos 18 billones de dólares en deudas y responsabilidades. El desempleo, la falta de oportunidades y el crimen arroparon todo. 

Ese fue un momento trascendental y que marcó su historia reciente. Para sus residentes fue el momento de comenzar desde cero, reinventarse y buscar opciones para mover a la ciudad hacia un buen futuro. Hoy, Detroit está casi recuperada del todo y ha sido en gran parte gracias a la buena voluntad y el amor de sus residentes y nativos que también han regresado a ser parte de la recuperación económica. 

Recientemente visité la ciudad por cuarta vez y he visto como, con el pasar de los años, ha cambiado para bien. Aunque aún me falta conocer muchos rincones en la ciudad a continuación un listado de mis favoritos. 

#1- The Heidelberg Project 

img 6939
Glenda Rosado/ iMujer

Este proyecto es una instalación de arte ubicada en un vecindario del área este de la ciudad. El artista Tyree Guyton regresó a Heidelberg, la calle donde creció, en 1986. Ahí encontró pobreza, crimen y muchos problemas. Tras un tiempo, se dedicó a limpiar el vecindario y a convertir los espacios vacíos y casas abandonadas en piezas de arte. Esto poco a poco se convirtió en lo que hoy se llama The Heidelberg Project. Ha sido una manera de acercar a los residentes al arte y la conservación de la zona. 

#2- Eastern Market

fullsizerender
Glenda Rosado/ Vix

Imagina llegar a un lugar y poder comprar vegetales frescos, plantas, frutas, miel, salsas, pan y hasta palomitas de maíz en un mismo lugar. Este mercado ofrece esto y mucho más. Ubicado muy cerca de centro de la ciudad, Eastern Market brinda un sentido de comunidad y colaboración entre los residentes. Todos los sábados, agricultores y dueños de diferentes negocios se reúnen a vender sus delicias. 

#3- Las fábricas 

img 6891
Glenda Rosado/ Vix

Visitar las fábricas antiguas de la ciudad nos ayuda a entender un poco su historia y cómo Detroit fue pionera en la fabricación de automóviles. Una de las principales fue la Packard Automotive Plant. La planta produjo desde el 1903 hasta el 1958. Hace unos años fue adquirida por Fernando Palazuelo, un desarrollador español que vive en Perú.

El plan aparenta ser una remodelación del lugar sin perder el modelo de la estructura original. Poder pasar y ver la magnitud de la estructura nos hace imaginar fácilmente un poco de la historia de esta gran ciudad. 

#4- Detroit Institute of Arts 

fullsizerender 4
Glenda Rosado/ Vix

Por si no lo sabías, la pareja de artistas mexicanos, Diego Rivera y Frida Khalo vivieron en Detroit durante casi un año. Rivera llegó a Detroit con la encomienda de trabajar en un mural en el Detroit Institute of Arts comisionado por Ford. Ambos llegaron en el 1932, año en que los Estados Unidos sufría la Gran Depresión.

Durante ese tiempo trabajaron en su producción artística. Es esencial detenerse en el instituto para apreciar semejante trabajo artístico. Hace unos años, la ciudad realizó una exhibición donde presentaron el trabajo de ambos durante esos años. El mural es espectacular, verlo emociona mucho. 

#5- La comida 

Detroit cuenta con un espíritu comunitario bastante fuerte. Hay nuevos restaurantes y pequeños negocios por todas partes lo que ha fortalecido el espíritu empresarial y ha sacado a la ciudad hacia adelante. En muchas esquinas existen restaurantes deliciosos que utilizan ingredientes frescos y nativos del estado.

Tuve la oportunidad de visitar un jardín urbano y ver de primera mano cómo la ciudad es modelo de sustentabilidad. Una de las organizaciones que aporta a ello es FoodLab quienes colaboran con empresarios para lograr justicia alimentaria y buena comida para los residentes de Detroit y los pequeños negocios. Noté que muchas mujeres son dueñas de sus propios negocios gracias a su apoyo. 

Las ciudades se transforman y renacen de las situaciones más difíciles. Detroit es un ejemplo de superación y de que todo es posible con amor y solidaridad. 

Lee también: The Heidelberg Project: Una maravillosa iniciativa que une a Detroit con el arte