explora

Río 2016, Juegos Olímpicos en medio del caos

juegos olimpicos
Getty Images

No es particularmente extraño que el lugar sede de un evento de las magnitudes de unos Juegos Olímpicos se vea envuelto en polémicas, críticas y miedos. En la era que vivimos de terrorismo desatado, es todavía peor. Pero el problema de Río es más local y no tanto de amenazas extranjeras.

Obviamente hay preocupación por posibles ataques terroristas, como en cada evento multitudinario y mediático, pero Brasil es una bomba de tiempo. Los problemas internos son suficientes para alarmar a cualquiera y si a eso le sumamos el Zika, pues es desastre garantizado.

Ya muchos atletas se han retirado de la competición por temor a este virus. Pero, lo dicho, no es solo el zika y no es sólo el terrorismo. Recuerdo cuando el mundial se iba a celebrar en Sudáfrica, la incertidumbre era terrible. Algo así se ha vivido con Río.

Lo que es extraño, porque Río de Janeiro está acostumbrado a eventos multitudinarios, no por nada es la capital del carnaval, pero también es la sede del más monumental desfile del Orgullo Gay. Recientemente fue anfitrión de la Jornada Mundial de la Juventud (que este 2016 se celebró en Polonia) con la visita del Papa. Y el país a pleno recibió el evento deportivo más mediático: El Mundial de fútbol FIFA.

Content temporarily unavailable: https://www.instagram.com/p/BIbGl83hvnp/

¿Entonces porque hay tanta incertidumbre rondando los Juegos Olímpicos?

Vamos a comenzar por el gobernador Francisco Dornelles declarando un "estado público de calamidad", o un estado de emergencia, advirtiendo que la ciudad "podría colapsar en una falla masiva de seguridad pública, salud, educación, movilidad y manejo ambiental".

Esto no lo dicen medios alarmistas, ni personajes polémicos que siempre parecen estar buscando la forma de crear controversia y preocupación. Esto lo dice el Gobernador. Y es que pocos meses antes de la inauguración de los Juegos, el problema se centraba en el zika, las aguas contaminadas y que algunos escenarios no habían sido terminados aún.

Pruebas de que Brasil se ha estado preparando para las Olimpiadas: Salto a distancia. Maratón. Natación. Tenis.

Estos problemas no sólo no se han solucionado todavía, sino que se le han sumado más: Recientemente descubrieron una súper bacteria en la zona, la policía reclama pagos y se ha cerrado un centro antidopaje.

Además del inestable estado social que envuelve a Brasil, donde la presidenta recibió un impeachment y cientos de familias perdieron sus casas por las construcciones relacionadas a las Olimpiadas.

Content temporarily unavailable: https://www.instagram.com/p/BIa73uwgzdY/

Hay quienes creen que ser anfitrión de eventos tan importantes es beneficioso para el país o ciudad que lo recibe, pero esto no es necesariamente cierto. Especialmente cuando existen casos de corrupción.

Pero no me crean a mí, vamos a ver de la mano de los propios brasileros lo que tienen que decir de las Olimpiadas en Río.

Policías y bomberos

Visto en el aeropuerto de Río: Los servicios de emergencia dan la bienvenida a los turistas. ¿Una señal de lo que viene en las Olimpiadas?

"Bienvenidos al infierno. Policías y bomberos no reciben sueldos, quien venga a Río de Janeiro no estará seguro".

Por más que la brutalidad policial nos tenga a todos espantados, tener agentes de seguridad en las ciudades es fundamental. Y ni hablar de los bomberos. Los servicios de emergencia son básicos.

Salud

"Bienvenidos. No tenemos hospitales"

Si vamos a hablar de servicios básicos es todavía peor no tener acceso garantizado a hosptales funcionales que no tener policía que te proteja, o bombero que te salve.

Content temporarily unavailable: https://www.instagram.com/p/BIbAVhsAY3g/

Cambio una antorcha por una cama de UCI

¿Villa Olímpica?

Content temporarily unavailable: https://www.instagram.com/p/BIbGtuygHD5/

"Primera vergüenza internacional de Río 2016: Los atletas abandonan y detonan la villa que costó 3 billones de reales".

La delegación australiana calificó la villa como "inhabitable". Hubo quejas por fallas de electricidad, gas y limpieza.

Zika

Australianos, cuidado con los mosquitos en Río 2016

Esta es la más extensa preocupación de los atletas en estos Juegos Olímpicos. El virus del zika, que es transmitido por el llamado mosquito patas blancas, es la pesadilla de Río.

Brutalidad policial

"A un hombre le humillan, le castran sus sueños. Su sueño es su vida, y la vida es el trabajo"

¿Se acuerdan que antes hablábamos de la brutalidad policial? Bueno, en Río el problema va de no tener policías a tener brutalidad policial. El hombre de esta imagen es brutalmente abatido por vender comida cerca de un bulevar olímpico.

Súper bacteria

Suena lindo. Pero es súper porque esta bacteria encontrada en las playas principales de la zona Olímpica en Río, es resistente a los medicamentos. Esto podría afectar directamente a los atletas que compiten en categorías de remo.

Buena suerte con eso. Si el zika les parecía tremendo…

¿Todo listo?

Tal vez no. Aunque este aspecto en particular no es exclusivo de Río, sino ya una vergonzosa tradición Olímpica.

Hay reportes de problemas con el sistema eléctrico del Parque Olímpico de Río de Janeiro, un trabajo que aún no está terminado. Las autoridades aseguran que estaría todo listo para cuando comiencen los Juegos.

Pero eso de andar con el tiempo justo puede tener consecuencias serias.

No se olviden de Juma

Juma el jaguar que usaron las autoridades para darle un toque “exótico” al recorrido de la antorcha olímpica, terminó muerto. Porque claro que iba a terminar mal.

Ok, pero lo importante es ¿habrá Pokémon Go?

En resumen

En general la gente de Ría parece tener preocupaciones más importantes que unos Juegos Olímpicos, y no faltan las protestas en contra del evento. Bueno, no exactamente en contra del evento deportivo como tal, sino de la organización del gobierno brasilero, porque ellos consideran que debía ocuparse de solucionar problemas del país antes de dedicarse a las Olimpiadas.

Esto no quiere decir que cada país que organiza eventos de estas magnitudes esté en perfecta armonía, siempre hay contratiempos y problemas. Pero da la impresión de que Brasil aceptó más de lo que podía manejar en tan poco tiempo.