explora

La ciencia de la ficción: ¿Qué tan lejos estamos de superhéroes de Marvel en el mundo?

shutterstock 214581778
lassedesignen

De acuerdo con los cómics de Marvel, existen cinco maneras de tener súper poderes. Es decir, se catalogan cinco tipos de superhéroes.

Las diferentes son: humanos alterados (Spider-Man, por ejemplo), maravillas de la tecnología (Iron Man y su armadura), mutantes (X-Men), robots o androides (Visión) y extraterrestres (Thor). Con esto en mente, se pueden descartar dos de la realidad y dejar la concentración en tres posibilidades más viables. Es decir, sin extraterrestres ni mutantes, las otras categorías pueden ser exploradas científicamente

Los humanos alterados

hugh jackman wolverine 00
Courtesy of Marvel Entertainment

¿Estamos cerca? No será posible ver un esqueleto de Adamantio como el que pertenece a Wolverine. La razón es sencilla: el elemento Adamantio no existe en la tabla periódica. Sin embargo, el científico Jim Al Khalili, quien ha popularizado la biología cuántica, dice que estamos más cerca que nunca de los avances científicos en regeneración y procesos de transformación del cuerpo.

jim al khalili main1
Des Willie

Explica algunos ejemplos cuánticos de la biología como el que un renacuajo se haga rana a gran velocidad o que una planta realice su fotosíntesis con rutina y precisión. Adaptando los procesos similares a un humano, sería altamente posible que la ciencia logre regenerar tejidos más rápidamente. Heridas de bala o un cuchillo serían curables sin tanto drama.

Adicionalmente, artes marciales y meditaciones del estilo del yoga han estado ahí por siglos. Con un cambio más psicológico que físico, las grandes organizaciones secretas y especializadas de lugares como Estados Unidos han comenzado a invertirle más a estos entrenamientos. Están tomando técnicas de los tibetanos y budistas para agilizar la mente y poder soportar más dolor, entre otras habilidades.

En otras palabras, una mente muy bien entrenada puede ser más valiosa que un cuerpo fuerte y atlético. 

Maravillas tecnológicas

El Universo de Iron Man 3 02
Walt Disney Pictures

Cada día vemos que la medicina y la tecnología avanzan sin frenos. Con impresoras 3D que incluso usan células madre para imprimir tejido humano, la creación de partes del cuerpo casi al instante es una posibilidad viable. Además, las piezas hechas de metal o resinas plastificadas son capaces de formar desde partes de un arma hasta prótesis. Por lo tanto, la medicina puede darnos un sinfín de posibilidades para los humanos.

Además, existen ya autos que conducen solos. Existen jetpacks (mochilas voladoras) y existen drones militarizados. Todos estos inventos pueden adaptarse a un ser humano para volverlo poderoso y un método de protección ante ataques a una población pequeña o mediana. El único problema, como lo ves usando un móvil, es la batería.

Toda tecnología de esas necesita estar bien cargada y necesita recargarse después de horas de uso. Ese es el gran obstáculo que aún sigue impidiendo militarizar muchos aparatos. Eso y el dinero, que vuelve la producción masiva para estas tecnologías un costoso factor. 

Androides y robots

robo
Marvel

Desde cosas como una sencilla lavadora hasta el Siri que tiene el iPhone, las tecnologías están en la vida diaria. Cada una con sus funciones específicas y unas mucho más programadas y detalladas que otras. Al final del día, el humano crea a la máquina. Hasta ahora no hay robots tan elaborados como los vistos en Terminator o RoboCop o en referencias ficticias parecidas.

Sí hay, sin embargo, muchos androides y robots para el uso diario de actividades que se facilitan más si se reemplaza al humano. Puedes considerar acciones como mover piezas de acero, cajas pesadas o bloques de cemento. También hay robots como el DeepMind que inventó Goolge, el cual puede aprender a jugar y ganar en más de 100 videojuegos clásicos en tan solo dos horas. 

No suena a algo peligroso, pero depende qué protocolos y procesos se apliquen a la máquina. Si un robot se pudo enseñar solo a jugar videojuegos, ¿de qué no es capaz? Quizá darle un arma a un robot o usarlos para aplicaciones bélicas será a la larga. Se necesita estar muy seguro de los riesgos y las consecuencias de tener una inteligencia artificial. ¿Cómo le enseñas moralidad a una computadora? Eso mantiene a los científicos un paso atrás para crear robots y androides con finalidades de guerra. 

De momento hay grandes avances en muchos aspectos. Medicina, tecnología y robótica son elementos fundamentales del Siglo XXI. la gran pregunta es si el hombre está listo para utilizar todos para hacer el bien. ¿Estas tecnologías para hacer lo más sercano a un superhéroe nos volvería heróicos o nos haría villanos?