Conoce al brazo robótico que podría revolucionar la forma en que se toca la batería

Georgia Tech / Vía: YouTube

La batería es uno de los instrumentos más difíciles de tocar, pues se requiere de un ritmo impresionante teniendo además la responsabilidad de llevar la canción y darle el paso al resto de los instrumentos.

La mayoría de los bateristas son unos verdaderos magos con sus brazos así que imagina qué serían capaces de hacer con tres extremidades. El futuro nos tiene la respuesta gracias a un brazo robótico especialmente creado para tocar este instrumento de percusión.

Baterista con tres brazos gracias a la tecnología

Los brazos robóticos no son nada nuevo, pero anteriormente estaban reservados a tareas de producción o para quienes habían perdido alguna extremidad. Ahora llega uno dedicado a darle una mano extra a quienes tocan batería.

Inventores de la Universidad Georgia Tech en Estados Unidos presentaron una extremidad robótica inteligente que permite no solo tocar la batería a tres brazos sino que hacerlo de forma sincronizada y sin perder el ritmo.

Según sus creadores este tercer brazo que se adosa al hombro del músico contribuye al proceso creativo de la percusión ya que permite tocar una mayor cantidad de tambores, platillos y timbales según lo que el músico desee y lo que el ritmo imponga.

Cómo funciona el brazo robótico para bateristas

La tecnología no solo facilita nuestras vidas sino que la hace más divertida y ese es el caso de la extremidad robótica creada por los inventores del Centro para la Tecnología Musical de la Universidad Georgia Tech.

El brazo es inteligente y posee una serie de sensores que le permiten saber dónde ubicarse y moverse de forma precisa sin complicar al baterista. Además la extremidad robótica detecta el ritmo y tempo adecuándose a este.

Esta nueva tecnología trabaja con y para el música y sus creadores ya están en pleno proceso para desarrollar una versión capaz de recibir órdenes mediante ondas cerebrales para resultados aún mejores, pero la edición actual es bastante sorprendente.

Desde el Centro para la Tecnología Musical señalan que este robótico invento es lo suficientemente preciso para medir distancias y proximidad al cuerpo humano estando unida al baterista directamente ya que se coloca por sobre su hombro.

Un dato interesante es que el brazo robótico es capaz de tocar con dos baquetas lo que aumenta aún más su aporte siendo una forma de aumentar notablemente las capacidades del cuerpo humano y que puede aplicarse a tareas productivas de todo tipo.

Por ahora podemos maravillarnos con la contribución que la robótica hace al arte de tocar la batería pero perfectamente en un futuro cercano podremos contar con extremidades extra que nos hagan más precisos y aumenten nuestro rendimiento sin sumar esfuerzo adicional.