explora

Pequeño pero superpoderoso: conoce al nanodron más diminuto del mundo

TRNDlabs / Vía: YouTube

Hoy cualquiera puede tener un dron siempre y cuando tenga los cuidados adecuados y el mercado ofrece una gran variedad de ellos. Ahora se suma uno muy especial ya que asegura ser el más pequeño de su tipo sin perder funciones interesantes.

Conozcan al SKEYE Nano Drone with Camera que, tal como dice su nombre, es diminuto, pero no por eso deja de poseer una cámara capaz de tomar fotos y vídeos almacenándolos en una tarjeta MicroSD.

El nano dron para divertirte

Los drones no tienen porque ser costosos los hay para toda necesidad y bolsillo y si lo tuyo va por buscar uno extra pequeño y que logre pasar desapercibido el SKEYE Nano Drone with Camera es para ti.

Con medidas de 3.9 x 3.9 x 2.2 centímetros este diminuto dron pesa tan solo 14 gramos y se maneja desde un control remoto. Con una autonomía de vuelo bastante corta, tan solo de 3 a 4 minutos suficiente para recorrer 150 metros.

Los creadores del SKEYE Nano Drone with Camera indican que este dron es ideal para realizar acrobacias aéreas ya sea de día o de noche ya que posee luces LED y puedes capturar toda la acción con su cámara la cual se ubica en su zona frontal.

Pequeño pero ágil

El SKEYE Nano Drone with Camera no solo es pequeño sino que también muy ágil lo que le viene excelente para las funciones que se le pueden dar como por ejemplo revisar que todo esté bien en casa o que los chicos estén haciendo la tarea y no viendo tele, todo sin tener que moverte ya que basta con revisar la evidencia una vez que vuelva a ti.

Basta soltarlo en el aire y tomar el control para que comience a volar y los usuarios pueden ajustar su nivel de habilidad entre tres opciones que modifican la sensibilidad de su acelerómetro para entregar la mayor precisión posible no importa si eres un genio del vuelo o recién empiezas. Bastante acrobático el SKEYE Nano Drone with Camera puede dar vueltas, realizar giros y lanzarse en picada. Si te asusta romperlo te contamos que trae 4 hélices de reemplazo además de una tarjeta MicroSD de 2 gigas.

La cámara que trae este nano dron es de 0.3 megapíxeles así que no esperes maravillas de las fotos y vídeos, pero por un dron con características tan divertidas y que cuesta tan solo $ 69 dólares no puedes exigir mucho. El SKEYE Nano Drone with Camera posee una batería recargable vía USB que demora tan solo 30 minutos en llegar al 100 %. El control remoto utiliza pilas AAA y es similar a los que usan las consolas de videojuegos así que no es difícil aprender a utilizarlo y lanzarse a volar.

Un dron divertido que no busca ser el mejor en su tipo ni el más durable, pero si entregar entretención y proporcionarte una forma diferente de hacer las cosas en casa y si alguien te acusa de espiarlo esconder la evidencia es bastante fácil gracias a su diminuto tamaño.

¿Qué te pareció el SKEYE Nano Drone with Camera?