Dmail, la extensión que envía correos que se autodestruyen desde Gmail

Dmail envia correos que se autodestruyen desde Gmail
Dmail/Chrome Web Store

Enviar uncorreo electrónico para luego arrepentirnos es algo común, sobre todo si hubo un par de copas de alcohol involucradas, pero nunca es tarde para enmendar el error y evitar que el receptor lo vea.

Si bien Gmail nos da la opción de abortar el envío de un correo hasta 30 segundos después de cliquear sobre Send, existe una extensión para Chrome mucho más completa y efectiva. Se trata de Dmail.

Esta extensión gratuita que se descarga desde la Chrome Web Store, tiene dos funciones claves: Deshacer el envío de un correo electrónico cuando lo desees, no importa si pasaron 30 segundos o 5 horas o, programar el mensaje para que desaparezca pasada cierta cantidad de tiempo.

Dmail: Control sobre los correos enviados desde Gmail

Dmail envia correos que se autodestruyen desde Gmail1
Google

La extensión Dmail, que es exclusiva para Chrome, es muy simple de usar y efectiva en lo que hace: tener el control sobre los correos electrónicos enviados, no importa que hayan dejado la bandeja de salida hace tiempo.

Dmail, que se utiliza desde la versión web de Gmail, aparece cada vez que quieres componer un nuevo mensaje. Está en ti decidir que el correo desaparezca de la bandeja de entrada del receptor una hora después de enviado (puede ser más tiempo) o no utilizar la opción de autodestrucción de emails.

Si enviaste un correo sin fecha de caducidad, eso no significa que no puedas hacerlo desaparecer. Si estás arrepentido, basta con ir a la sección de correos enviados en la web de Gmail, abrir el mensaje que te interesa y, seleccionar la opción Revoke Email.

Ese correo que ya había sido enviado, dejará de estar disponible para quien quien lo recibió, no importa si ya lo leyó.

Arrepentirse de enviar un correo electrónico nunca fue tan fácil

Dmail envia correos que se autodestruyen desde Gmail2
Google

Para utilizar Dmail, solo es necesario usar el navegador Chrome y abrir el webmail de Google desde allí. Además, la extensión debe estar activada al momento de enviar el mensaje y, en la parte baja de éste, verás un interruptor que facilita apagar o volver a activar el complemento.

¿Qué pasa si quien recibe el correo no usa Gmail? Nada, solo es importante que tu utilices Gmail desde su versión web, tampoco importa que el receptor use un programa gestor de correos o los descargue desde el móvil.

¿Sabrán que uso Dmail? Si, los correos enviados por Dmail, requieren que quien los recibe haga clic sobre un link para acceder a ellos. Además son encriptados, por lo que en caso de ser reenviados, se verán ilegibles para cualquier persona que no sea el receptor original.

Dmail es gratis y, sus creadores se encuentran trabajando en una aplicación para móviles iOS y Android, extendiendo en control sobre tus mensajes a tu smartphone, no importa cuándo los enviaste o a quién.

¿Te arrepentiste de enviar algún correo electrónico?