explora

Niño recibe una prótesis de brazo hecha con piezas de Lego

Nino recibe una protesis de brazo hecha con Lego
©2014 Carlos Torres

El tener una discapacidad no es razón para sentirse menos, sino que las personas que carecen de alguno de sus sentidos, capacidad de caminar o la pérdida de sus extremidades, son verdaderos guerreros que luchan el triple para lograr cosas grandes.

Carlos Torres, un diseñador colombiano, decidió darle un regalo especial a un pequeño cuyo brazo había sido amputado: Se trata de una prótesis moderna y funcional, que tiene una particularidad muy especial y, es que el niño puede irla modificando con piezas de Lego.

El brazo robótico Lego

Las prótesis que sustituyen brazos y piernas, cada vez son más avanzados e incluso se confunden con las extremidades reales, pero en el caso de los niños, debía buscarse algo que les haga sentir orgullosos de usarlas.

Carlos Torres es colombiano y, en su pueblo natal existen muchos niños amputados. Gracias a su creatividad y a la ayuda de los expertos del departamento tecnológico de Lego en Dinamarca, creó una prótesis muy original y funcional.

Se trata de la IKO Prosthetic System, un brazo robótico capaz de recibir las señales que envía el cerebro del niño y reproducirlas como movimientos precisos, aunque la particularidad está en que se pueden añadirle piezas de Lego y transformar, por ejemplo, al brazo en una nave espacial, todo está en la creatividad infantil.

El primer afortunado en probar la prótesis Lego fue Dario, un chico colombiano de 8 años cuyo brazo derecho fue amputado. Se creó unbrazo especial para él y su tamaño, así como también la musculatura que quedó presente en su brazo.

Hoy, Dario luce orgulloso su prótesis que no solo le permite realizar movimientos precisos utilizando las señales de su cerebro, como lo hace un brazo normal, sino que también transformar su brazo artificial en una nave espacial, pala mecánica y todo lo que logre imaginar.

Cómo funciona el IKO Prosthetic System

Nino recibe una protesis de brazo hecha con Lego1
©2014 Carlos Torres

La prótesis que hoy luce orgulloso el pequeño Dario, tiene un nivel tecnológico bastante alto y, es fuente del trabajo de Carlos Torres, la Universidad de Umeå en Suecia y, por supuesto, el Lego Future Lab de Dinamarca, país natal de los juguetes más populares del mundo.

Fue en el laboratorio de tecnologías de Lego, donde Torres adquirió el conocimiento necesario para realizar el diseño de esta prótesis modular, cuyas partes se pueden sacar y unir según necesidad.

El “brazo Lego,” posee en su extremo superior sensores mioeléctricos, capaces de detectar las señales que el cerebro envía al brazo amputado aprovechando el músculo restante, convirtiéndolas en pulsos que, mediante circuitos y el uso de un procesador, transmiten la orden de movimiento a las diferentes partes de la prótesis robótica.

En la superficie de la prótesis, se hayan zonas en que se pueden conectar piezas de Lego, las que también reciben energía y dan paso a creaciones avanzadas, pero que pueden ser realizadas por chicos.

La primera prótesis de Lego superó las expectativas de su creador, quien cree que podrían comercializarse de forma abierta a finales de 2016 o mediados de 2017.