Google lee tus correos y denuncia actividades ilegales: Cómo nos podría afectar

La semana pasada, Google logró que se detuviera a un pedófilo al detectar que compartía pornografía infantil a través de su cuenta de Gmail. La empresa, entregó la evidencia a la policía, colaborando además para ubicar al pedófilo.

La detención de un pedófilo siempre es motivo de celebración, pero queda preguntarse qué está buscando Google en nuestros correos y, cuál es el criterio para considerar que algo es ilegal y merece ser denunciado.

Google te espía

Hace tiempo sabíamos que Google, mediante un bot, revisa los mensajes en busca de palabras claves para presentarnos publicidad personalizada. Si bien algunos se sintieron violados, eso ya dejó de ser un tema.

Con la detención del pedófilo al detectarse imágenes pornográficas de menores en su buzón de correos, Google está enviando un doble mensaje: Queremos proteger a la gente y, también te estamos vigilando.

Si bien la distribución de pornografía infantil es un delito grave que merece la mayor de las sanciones, hay otras actividades ilegales que se realizan vía correo electrónico y que no consideramos serias.

¿Has enviado una canción por e-mail? Eso es ilegal, a menos que sea una canción que tu compusiste, grabaste y que tienes los derechos para su distribución abierta ¿Compartiste un enlace para descarga directa del final de Game of Thrones?

Cómo ven, dos actividades muy comunes y queson ilegales en la mayoría del mundo. Queda preguntarnos cuál es la línea que Google está dispuesta a cruzar en cuanto a privacidad y legalidad.

Ver también: 5 claves básicas para salvaguardar tu privacidad online

Cómo revisa Google nuestras cuentas

Tras la detección de pedófilo norteamericano luego de que Google realizará la denuncia a la policía, nos enteremos que el gigante de Internet escanea todas las imágenes que se envían a través de Gmail, en busca de claves que hagan sospechar que se trata de fotografías de pornografía infantil.

Desde el punto de vista legal, Google se ve obligado a reportar actividades ilegales en sus servicios. En cuanto a la pornografía infantil, la empresa indica que, ante la detección de un posible caso, se realiza la denuncia correspondiente.

Según fuentes de la empresa, la vigilancia de Google termina allí: La compañía no va acusarte por planear un asesinato por correo electrónico, lo que obviamente implica que tampoco nos llevará a la policía por nuestros pequeños actos ilegales.

Google, utiliza una tecnología especial para el escaneo de imágenes, capaz de detectar imágenes pornográficas de niños, no importa si han sido alteradas.

Todos los usuarios de Gmail autorizan a Google a escanear sus correos y contenidos a la hora de crear una cuenta. Si bien celebramos la detención de un pedófilo, asusta un poco saber que nuestro derecho a la privacidad corresponde a las decisiones realizadas por Google y su equipo directivo.

¿Qué pasaría si ellos realizaran actividades delictivas?¿Se auto-delatarían? La justicia a veces no es tan ciega. ¿Tú qué opinas?