pop

¿Jugando en el trabajo? Te contamos la historia de la famosa Boss Key

Jugando en el trabajo Te contamos la historia de la famosa Boss Key
Fuse/Model released

En las últimas generaciones son cada vez más los adolescentes o jóvenes adultos que cuentan con los videojuegos como hobby favorito, que incluso puede llegar a ser un problema a la hora de conseguir empleo. Sin dudas, cualquier "persona normal" (lo que sea que eso signifique) pondría el trabajo por encima de los juegos al pensar que no vale la pena quedarse en la calle y sin dinero por unos minutos de placer... Pero si lo llevamos a la práctica, las cosas podrían ser muy diferentes.

Ver también: 5 estremecedoras formas en que los videojuegos nos mantienen adictos

Eso, aunque parezca mentira, lo tenían muy claro las empresas de videjouegos en los inicios de la PC como entretenimiento, por lo que crearon una de las funciones mejor recibidas por el público de la época.

F10, la tecla salvadora

En trabajos de oficina, donde uno pasa horas y horas sentado frente a un escritorio, esperando clientes o mirando una pared, es muy común recurrir a la computadora como medio de escape. Llámense videos de YouTube, redes sociales, videojuegos, noticias o Internet en general (por ejemplo, todos nuestros geniales artículos), todos hemos recurrido alguna vez a diversas distracciones.

El mayor problema con los juegos era la dificultad que suponía cerrar la ventana o realizar lo que fuera necesario para disimular cuando nuestro jefe o algún compañero se nos acercaba, y poder además justificar tantos movimientos bruscos.

Jugando en el trabajo Te contamos la historia de la famosa Boss Key1
99-red-baboons

Pero los desarrolladores de videojuegos, por suerte, tuvieron una magnífica idea para solucionar eso de forma rápida y sencilla: la boss key. Una función frecuentemente adjudicada a la tecla F10 (aunque en ocasiones variaba) que eliminaba de la pantalla todo rastro del juego.

Títulos clásicos como Asylum, Rogue, Star Wars (1993) o Labyrinth son simplemente algunos de los que contaban con esta función, que también se extendió a juegos más actuales.

Al presionar dicha tecla, el juego se pausaba automáticamente y mostraba en pantalla gráficos relacionados a "un empleo estereotípico", como planillas de Excel o procesadores de texto. De esta manera, el jugador podía fingir que estaba ocupado con su trabajo y así evitar sanciones o críticas... Aunque el abuso, claro está, sería otro factor a tener en cuenta.

Pero los trolls no se hicieron esperar...

Sabiendo que muchos jugadores se confiaban en esta funcionalidad varios creadores decidieron jugar sus propias bromas con falsas boss keys que, además de hacer perder el juego, incluso se burlaban mostrando textos como "deberías estar trabajando" o "tu jefe seguro se enojará cuando se entere que has estado jugando por X horas".

Ver también: Los 7 peores temores de los gamers

Hoy en día, muchos suelen recurrir a la clásica combinación Alt + Tab o incluso a escritorios virtuales y entornos secundarios de trabajo. Pero usar la tecnología a nuestro favor, no quita la nostalgia que muchos tendrán al recordar estas épocas.

¿Has jugado videojuegos en el trabajo alguna vez? En caso de haberlo hecho, ¿cuáles son tus técnicas de distracción para no ser descubierto?