pop

Kickstarter y Lovecraft, crónica de un juego de misterio

Kickstarter y Lovecraft Cronica de una historia de misterio 1
Senscape

La noticia de hoy es algo distinta, nos trae varios puntos que como gamers latinos o hispanohablantes, es un hecho de orgullo y decepción para la mayoría de nosotros. Lo que empezó siendo una nota alegre, terminó siendo un escrito, un poco triste, pero aun así vale la pena darlo a conocer.

Es común ver superproducciones de juegos realizadas en norteamérica o Europa, pero cuando miramos hacia el sur de América, los desarrollos de juegos los vemos en un ambiente más pequeño como son los juegos de móviles (Preguntados por ejemplo), o los juegos indie.

Una odisea fallida

Aquí entra Kickstarter en este título, una plataforma a todo o nada que es muy concurrida para conseguir la financiación de diferentes actividades, entre las que se incluyen videojuegos. De Kickstarter surge este proyecto realizado en Latinoamérica, más precisamente en Argentina, titulado “H.P Lovecraft: El caso de Charles Dexter Ward” cuyo objetivo de financiación era de U$S 250.000.

Recaudando una gran cantidad en los primeros días (era necesario 1 mes de recaudación), para luego estancarse, y volver a resurgir el último día, llegando a unos no pocos U$S 110.000,666 (hablando de misticismos, lindo número). Debido a esto, se vio frustrado el sueño de varios al no alcanzar la meta esperada y ser cancelado el proyecto.

El primer videojuego basado en H.P. Lovecraft 

Ahora es donde hablamos del juego, especial por la localización de su desarrollo, pero tenía otros aditamentos, que realmente lo hacían interesante. En primer lugar, la metodología de juego sería Point & Click como las clásicas aventuras gráficas, algo muy usado en los indie, pero que rara vez es mezclado con juegos de terror, cosa que sus autores nos aseguraban habría.

Y en segundo lugar, como se ve en su título lleva el nombre de Lovecraft, algo que no parecería importante de no ser porque los desarrolladores habían conseguido los derechos del libro homónimo, directamente del grupo que tiene los derechos del gran escritor. Esto le proporcionaba la distinción de ser el primer videojuego realmente oficial de Lovecraft (Call of Cthulhu se basa en los derechos del juego de rol), otra de las claves con las que hubiera sido un éxito. Por suerte los desarrolladores manifestaron que si bien, el desarrollo será pospuesto, existe la posibilidad de que algún día, si consiguen los fondos se realice.

Con esto, se confirma una tendencia negativa en la industria de los videojuegos ya que, la mayoría de los proyectos de desarrollo no consiguen la financiación necesaria al ser presentados en la plataforma de inversiones, cosa que no pasa con otros sectores como son música o videos.

Una pena para los gamers, que perdemos la posibilidad de ver juegos originales y distintos. Esperamos tu opinión. En GuiaGamer siempre nos interesa.