pop

Hasta el último aliento: Los 7 mejores combates finales de Mario

Si hay un personaje que se las ha visto complicadas, es Mario. No solo combatiendo en el Mushroom Kingdom, sino también en otras locaciones como el espacio exterior y el mundo de papel, el plomero heroico ha tenido que enfrentar muy diversos jefes finales, algunos de ellos realmente complicados y divertidos. Te invitamos a conocer esas batallas épicas de Mario que lo han convertido en el héroe que es hoy en día.

Bowser Gigante

Nintendo

La batalla final de New Super Mario Bros Wii es una de las más legendarias peleas de Mario. En esta ocasión, luego de llegar al castillo y lanzar a Bowser a la lava candente, este emerge de ella en un tamaño abismal y comienza a perseguirnos. Este giro de tuerca pone el final del juego en alta tensión y crea un escenario lleno de fuego y destrucción con un Bowser gigante lleno de ira que muere por atraparnos.

Bowser "Clásico"

Nintendo

Porque si mencionamos la versión "tamaño familiar", no puede ser que no figure el Bowser original. Un lagarto humanoide con una caparazón con púas y que escupe fuego pixelado. Nos hizo la vida imposible mientras nos regalaba horas infinitas de diversión. ¿Cómo no amarlo y odiarlo a la misma vez?

El combate del siglo: Enfrentamiento de villanos: Bowser vs Ganondorf

Rawk Hawk

Nintendo

Paper Mario: The Thousand-Year Door es una aventura diferente no solo en su aspecto visual sino también porque nos propone una dinámica diferente y una historia bastante extraña. Los jefes finales también son extraños y el caso de Rawk Hawk no es la excepción. Pocas veces Mario se ha enfrentado a un jefe tan seguro de sí mismo como este profesional de la lucha libre al cual debemos derrotar para obtener la estrella que decora su cinturón de campeón. Luego de sufrir sus trampas y trucos logramos derrotarlo, pero sin duda es un combate increíble.

Sluggy the Unshaven

Nintendo

Sluggy the Unshaven es una burbuja gigante que sin dudas es uno de los mejores jefes de Yoshi Island. Este juego se vanaglorió de su nuevo motor gráfico que permitía una vista en varios planos con gran calidad. Nuestra misión aquí es usar a baby Mario y lanzar huevos de Yoshi al corazón de Sluggy, algo realmente complicado ya que esta bola gelatinosa nos empuja fuera de la pantalla y si no lo derrotas a tiempo terminará absorbiéndote.

King Boo

Nintendo

A pesar de que la batalla con King Boo la realiza Luigi en Luigi’s Mansion debemos nombrarla por ser uno de los combates más emblemáticos de la franquicia. Cuando el juego está casi en su final aparece Bowser como jefe, algo que realmente sorprende, sin embargo no es más que King Boo invocando al jefe clásico de Mario. Un enemigo sin duda muy difícil ya que de forma práctica terminamos enfrentando a ambos jefes en una sola pelea.

Gobblegut

Nintendo

En un juego basado en la galaxia completa Gobblegut es uno de esos villanos que nos hace sentir la infinidad del título. Un dragón gigante de aspecto mitológico nos perseguirá por los planetas golpeándolos y perforándolos y todo esto con una gracia celestial. Un enemigo sumamente divertido pero también muy difícil y complejo. Uno de los mejores jefes de Super Mario Galaxy 2 sin lugar a dudas.

Whomp King

Nintendo

La batalla contra Whomp King en Super Mario 64 es sin duda una de las más divertidas y recordadas del juego y de la franquicia misma. El rey de los bloques llega a nosotros con un enojo bastante razonable quejándose de que todos los habitantes de Mushroom Kingdom pisan a sus súbditos y él está preparado para la venganza. A pesar de ser un gran amo de la retórica no es un estratega de batalla muy eficaz y en pocos minutos nos revela su punto débil, algo que nos da la victoria en pocos movimientos.

Mira también: Genealogía Gamer: conoce a la familia Koopa

¿Qué crees de estos jefes finales de Mario? ¿Recuerdas alguno que te haya gustado? ¿Alguno muy difícil?