explora

YKK: Conoce la historia de una de las empresas más dominantes y desapercibidas de la industria de la indumentaria

conoce la historia de una de las empresas mas dominantes y desapercibidas de la industria de la indumentaria 1
VladimirFLoyd/iStock/Thinkstock

Cuando piensas en grandes empresas de la industria de la indumentaria, probablemente pienses en marcas como Zara, Gap, Adidas o Nike. Sin embargo, detrás de estas grandes marcas hay otras menos conocidas que también juegan papeles muy importantes en el mercado.

Una de ellas es YKK. ¿No la conoces? Toma cualquier pantalón o campera y busca estas tres letras en la cremallera. Probablemente las encuentres, ya que esta empresa japonesa se encarga de fabricar, por sí sola, la mitad de las cremalleras producidas a nivel mundial: más de 7 mil millones al año.

Un gran invento que damos por sentado

conoce la historia de una de las empresas mas dominantes y desapercibidas de la industria de la indumentaria 3
Jeffrey Hamilton/Photodisc/Thinkstock

Quizás nunca te hayas puesto a pensarlo, pero la humilde cremallera (o «cierre», según donde vivas) nos facilita bastante las cosas. Imagina si tuvieras que cerrar tu mochila o bolso solo con botones. No solo llevaría más tiempo, sino que sería bastante menos eficiente.

Las cremalleras no se popularizaron del todo hasta los años 30, aunque para ese entonces ya llevaban un tiempo en circulación. A fines del siglo XIX, un hombre llamado Whitcomb Judson comenzó a promocionar algo similar a las cremalleras actuales. Judson proponía que se usaran en la elaboración de calzados.

Sin embargo, hubo que esperar hasta la década de 1910 para la aparición de la cremallera moderna. Fue allí que un inventor sueco, Gideon Sundback, produjo la cremallera que todos conocemos, con dos filas de «dientes» que se unen al deslizarse una pequeña pieza.

La búsqueda de la perfección

conoce la historia de una de las empresas mas dominantes y desapercibidas de la industria de la indumentaria 2
PhoominKun/iStock/Thinkstock

Sundback trabajaba para una empresa llamada Universal Fastener Company, que supo ser el principal fabricante de cremalleras durante las primeras décadas de esta invención. Sin embargo, un joven japonés llamado Tadao Yoshida tenía otros planes.

En 1934 fundó Yoshida Kogyo Kabushikikaisha, más conocida como YKK. Yoshida tenía un único objetivo para su empresa: perfeccionar la producción de cremalleras y adueñarse de este peculiar mercado, ¡y vaya si lo logró!

conoce la historia de una de las empresas mas dominantes y desapercibidas de la industria de la indumentaria 4
Jupiterimages/PHOTOS.com>>/Thinkstock

Poco a poco, YKK fue asegurándose de controlar cada detalle de su cadena de producción. La empresa produce su propio metal y poliéster, hace su propio hilo, tiñe sus cremalleras y se encarga de cada componente necesario para la producción.

El resultado son cremalleras confiables a precios lo suficientemente bajos para que las empresas que confeccionan las prendas elijan no arriesgarse y comprar los productos de otros fabricantes. Es que cuando se rompe la cremallera de una prenda, rara vez pensamos en el fabricante del cierre. La culpa siempre recae sobre la empresa que realizó la ropa, aunque en realidad no tengan nada que ver.

De esa manera, y sin que la mayoría del público siquiera lo note, YKK fue adueñándose del mercado y, hoy en día, es una de las empresas más grandes de la industria.

¿La conocías?