explora

1 en 50 personas padecen «afantasia», ¿eres una de ellas?

1 en 50 personas padecen afantasia eres una de ellas 1
ATIC12/iStock/Thinkstock

Piensa en una tienda que sueles visitar. Imagina cómo se ve desde la vereda de enfrente, piensa en la apariencia general de la fachada. Ahora intenta visualizar la vidriera. ¿Qué artículos hay? ¿De qué color son?

Si esta tarea te resulta difícil, puede que tengas afantasia, una afección propuesta por científicos del Reino Unido en un estudio publicado recientemente.

¿Qué es la afantasia?

1 en 50 personas padecen afantasia eres una de ellas 2
alphaspirit/iStock/Thinkstock

Todo empezó en 2010, cuando los autores del estudio informaron sobre el caso de «MX», un paciente de 65 años que, tras someterse a una angioplastia coronaria, perdió la capacidad de formar imágenes en su mente.

El artículo, publicado en la revista Discovery, tuvo un efecto que los investigadores no esperaban: 21 personas los contactaron porque se sentían identificados con MX. La diferencia era que todos ellos padecían esta extraña condición desde su nacimiento.

Inmediatamente, los expertos vieron la oportunidad de un nuevo estudio y enviaron un cuestionario para determinar qué tan vívidas eran las imágenes que estas personas formaban en su cabeza (si es que lograban formarlas). Tras comparar los resultados con un grupo de control de 111 estudiantes y profesionales, no les quedó duda: las 21 personas que los contactaron tenían claras dificultades para crear imágenes en su mente.

Ante el descubrimiento, los investigadores buscaron un nombre apropiado para esta afección. La llamaron «afantasia», en oposición al término griego fantasia que Aristóteles definió como «la capacidad/intensidad con la que se nos presenta un fantasma [imagen o representación mental]».

¡En tus sueños!

1 en 50 personas padecen afantasia eres una de ellas 3
Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Thinkstock

Un dato interesante es que esta «ceguera mental» parece afectar únicamente la visualización voluntaria. Incluso entre los pacientes que tuvieron más problemas para crear las imágenes mentales propuestas en el cuestionario, casi todos afirmaron ver imágenes en sus sueños (lo que los expertos llamaron «imágenes involuntarias»).

A pesar de esta disociación entre la visualización mental de imágenes voluntarias e involuntarias, la afantasia sí afectó a los participantes en otros aspectos. 14 de los 21 dijeron tener dificultades con su memoria autobiográfica. Por otro lado, compensaron esta dificultad en su memoria con aspectos verbales, matemáticos y lógicos.

De todas maneras, la afantasia no parece tener grandes efectos negativos sobre quienes la padecen. La gran mayoría de los participantes de este estudio dicen haber notado que algo no estaba bien recién en su adolescencia, al hablar con otros y notar que recordaban las cosas de modo diferente.

A pesar de los interesantes resultados de este estudio, los autores insisten en que debería realizarse una investigación a mayor escala y contemplar otros aspectos como la posible causa neurológica de esta afección y el potencial vínculo con trastornos como la prosopagnosia.

¿Te sientes identificado? Quizás formes parte del 2 % de la población que padece afantasia. Como las 21 personas que desencadenaron este estudio, podrías contactar a Adam Zeman, el autor principal, para que te incluya en la próxima investigación, aunque, en estos casos, primero siempre es preferible consultar con un profesional de la salud.