Médicos en Sudáfrica realizaron con éxito el primer trasplante de pene

El 11 de diciembre de 2014 siempre será recordado como el día en que se realizó por primera vez y con éxito un trasplante de pene. Los médicos del Tygerberg Hospital, de Sudáfrica, llevaron adelante una operación de nueve horas de largo que le dio a un joven de 21 años un nuevo órgano sexual. ¿Quieres saber más al respecto? Continúa leyendo.

Un joven perdió su pene debido a complicaciones con la circuncisión y recibió un trasplante 

La circuncisión es un ritual conocido fundamentalmente en el mundo judío, pero también se realiza en otras culturas, sobre todo en el mundo musulmán y África. En este caso se trata de un joven de 21 años de la etnia sudafricana xhosa, que hace tres años sufrió complicaciones durante el procedimiento y su pene debió ser amputado.

Durante años los médicos estuvieron investigando y perfeccionando la técnica del trasplante de pene como una solución al problema que, al parecer, en Sudáfrica se ha generalizado. Según Andre van der Merwe, líder del proyecto, cada año se deben realizar 250 amputaciones de pene debido a complicaciones con la circuncisión

Medicos en Sudafrica realizaron con exito el primer transplante de pene 02
Creatas/Creatas/tHINKSTOCK

Tres meses después del trasplante, los médicos anunciaron que la operación había sido un éxito: el órgano no había sido rechazado por el organismo receptor y se encontraba en perfectas condiciones para cumplir su función urinaria tanto así como su función sexual. El joven de 21 años, que a los 18 había perdido su pene, ahora podría llevar una vida normal y hasta tener hijos cuando así lo desee.

Este es tan solo el primer caso que se incluyó en el estudio. Van der Merwe señaló que 9 personas más también recibirán un trasplante como parte del ensayo clínico. No obstante, advierte que aún hace falta mucha investigación y la técnica debe ser perfeccionada y adaptada a recursos médicos de menor nivel que los presentes en el hospital Tygerberg ya que se trata de un problema nacional y lo ideal sería llevar esta innovación a todos los hospitales del país. 

Sin ninguna duda se trata de una innovación casi revolucionaria, ya que además de devolver al paciente un órgano tan importante, los médicos podrían ofrecer una enorme oportunidad para que las personas trans vivan su vida sexual con plenitud, ¿no lo crees? ¿Tú qué opinas?