La comida de los dictadores más terribles del siglo XX

La comida de los dictadores 06 0
German Federal Archives

Hitler ordenando su comida. Hitler enfurecido porque la cocinera no entiende el alemán. Hitler al fin contento por recibir lo que había ordenado. Hitler dando gracias a Dios por la comida en su mesa.

Sabemos mucho sobre las dictaduras más atroces y crueles de la histora, ¿pero cuánto sabemos sobre los dictadores? Bien, tenemos algo de información bastante bizarra sobrelos famosos monos de Hitler o el perro de dos cabezas en tiempos de Stalin, pero hoy vamos a hablar de algo mucho más... nutritivo. 

¿Qué comían los dictadores?

[[{"fid":"58636","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"height":"200","width":"200","class":"media-element file-default file-Thumb"}}]]La información que vas a descubrir hoy fue extraída del libro «Dictators’ Dinners: A Bad Taste Guide to Entertaining Tyrants»,escrito por Victoria Clark y Melissa Scott, el cual fue publicado en 2014 y puedes conseguir en Amazon. Se trata de una interesante investigación sobre los hábitos alimenticios de dictadores como Adolf Hitler y Joseph Stalin, donde las autoras descubrieron interesantes detalles de las recetas preferidas de algunos dictadores

Joseph Stalin 

[[{"fid":"58637","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"height":"200","width":"200","class":"media-element file-default file-Thumb"}}]]Stalin se caracterizaba por celebrar cada cena con un gran banquete para muchas personas. Claro que no todo era fiesta y diversión. Supuestamente, las autoras encontraron evidencia de cómo Joseph Stalin utilizaba los grandes banquetes de hasta seis horas de duración para extender y asegurar su poder dentro del Partido Comunista

Stalin planificaba intensos juegos con bebidas alcohólicas y mucha comida para que sus invitados pierdan el control de sus actos (o directamente el conocimiento) y así poder convencerlos de hacer cosas que en realidad no querían. 

El menú preferido de Stalin incluía nueces, ajo, ciruelas y granadas, alimentos típicos de la cocina georgiana (de Georgia, donde nació Stalin).

Adolf Hitler 

[[{"fid":"58639","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"height":"200","width":"200","class":"media-element file-default file-Thumb"}}]]Según las autoras, Adolf Hitler no era tan vegetariano como creemos. De hecho, encontraron evidencia histórica de solicitudes culinarias de Hitler que incluían diferentes tipos de ave, así como sus menudos u órganos internos. 

Claro que Hitler tenía demasiado miedo de ser envenenado como para comer en cualquier lado, así que cada vez que comía, lo hacía con 15 auxiliares que probaban su comida previamente, y solo después de 45 minutos, Hitler disfrutaba la comida.

La chef británica Dione Lucas recuerda haber servido a Adolf Hitler muchas veces en el Hotel Hamburgo en la década de 1930 y asegura que uno de sus platos preferidos era el pavo relleno (stuffed squab, en la cocina inglesa).

Benito Mussolini

La comida de los dictadores 05
German Federal Archives

Benito Mussolini pidiendo un plato de su comida preferida para cada uno de los presentes.

Benito Mussolini también tenía algunos gustos gastronómicos bastante excéntricos. Uno de sus platos preferidos era el ajo picado frito con aceite de oliva y limón. Tanto le gustaba que podía comer un plato entero. ¿Te imaginas comer un plato entero de ajo frito? Mejor ni pensarlo. 

Su esposa, Rachele, una vez confesó que cuando él pedía su platillo preferido, ella no soportaba su olor durante la noche y debía dormir en otra habitación. Lo curioso es que Mussolini odiaba la pasta, la pizza y las patatas porque le causaban dolor de cabeza, pero no tenía problema en comer un plato entero de ajo frito en aceite.

Bueno, ahora sabemos un poco más de historia, aunque a decir verdad, no sé qué tan importante puede ser saber qué comía Hitler, o cualquier otro dictador. Solo sirve como un dato curioso sobre sus vidas. Interesante, sin dudas, pero de ningún valor científico. ¿No lo crees?