pop

7 interesantes curiosidades sobre el excéntrico Franz Kafka, maestro de la literatura moderna

7 interesantes curiosidades sobre el excentrico Franz Kafka maestro de la literatura moderna 7
CHRISTIAAN TONNIS

Si leísteLa metamorfosis o cualquier otro cuento del gran Franz Kafka, te habrás dado cuenta que era una persona muy peculiar, pocos pueden imaginar un personaje que vive convertido en insecto... Conozcas o no su obra, la vida de este escritor Checo está llena de curiosidades, destacando estas 7 excentricidades kafkianas.

7. Kafka era vegetariano

[[{"fid":"60201","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Kafka no comía carne, se hizo vegetariano cuando adulto, luego de una visita al acuario. Se dice que aquel día, se acercó a los peces para anunciarles que por fin podía mirarlos en paz, ya que nunca volvería a comer uno de ellos.

6. Las ráfagas de inspiración nocturna

[[{"fid":"60203","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]El 22 de septiembre de 1912 fue un día muy especial para la historia de la literatura, pues fue aquella madrugada cuando Kafka terminó con La Condena, el primer relato de uno de los pilares de la literatura moderna. Uno de los aspectos más fascinantes que hacen a la producción de esta obra es el hecho de que Franz escribió todo el relato en una sola noche, en una intensa ráfaga de inspiración nocturna.

5. Solicitó que se quemaran todos sus manuscritos al morir

[[{"fid":"60204","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Aunque por suerte no lo hicieron, poco antes de morir, en 1924, Franz Kafka pidió a su amigo Max Brod que quemara todos sus manuscritos no publicados tras su fallecimiento. Brod no cumplió con los deseos de Kafka, guardando sus trabajos y publicándolos de forma póstuma.

4. Un asteroide lleva su nombre

[[{"fid":"60202","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]En 1983, un astrónomo fanático de las obras del escritor checo, bautizó un asteroide bajo el nombre de Kafka. El asteroide 3412 Kafka pasa por la Tierra cada 523 días, aunque dudo que al extravagante pero tímido autor le habría gustado un homenaje tan espacial.

3. Kafka amaba la pornografía

[[{"fid":"60207","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Kafka nunca de casó y tampoco tuvo hijos, aunque varias veces estuvo comprometido. Eso si, no llevaba una vida falta de sexo. Entre las cosas que se hallaron tras la muerte de Kafka, se encontró una gran cantidad de material pornográfico. Además, el escritor era un visitante frecuente de los prostíbulos checos.

2. Kafka tenía una pésima relación con su padre

[[{"fid":"60205","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]El mayor de seis hermanos, Franz Kafka tenía una relación muy mala con su padre, tanto que a los 36 años le escribió una carta de 100 páginas explicando los sentimientos negativos que tenía hacía él: Carta al padre. Lo sentimos por Kafka, pero esa mala relación fue una influencia clave para su obra.

1. La obra de Kafka estuvo prohibida en Checoslovaquia

[[{"fid":"60206","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Después de la segunda Guerra Mundial se formaría Checoslovaquia, la unión de dos naciones bajo un régimen comunista desde 1960, en donde las obras de Kafka estaban prohibidas. Esta prohibición duró hasta 1989, cuando se disolvió Checoslovaquia para dar paso a la República Checa, dejando atrás el comunismo. Desde entonces, sus habitantes y el resto del mundo volvió a disfrutar de las obras de Kafka. Al día de hoy resulta muy difícil de imaginar la literatura moderna y contemporánea sin su pluma.

Si aún no has leído a Kafka, te lo recomendamos con gran afán. No es una lectura sencilla, pero ahora, con estos interesantes datos sobre este excéntrico y curioso escritor, quizá te resulte un poco más leve.

Kafka nos dejó un legado brillante, universal y totalmente contemporáneo, aún hoy, todos reencarnamos sus historias, vivimos situaciones kafkianas y disfrutamos de sus relatos como si se hubiesen escrito ayer a la noche... pues por sobre todas las cosas, Kafka fue un escritor entrañable

Antes de irte, te recomendamos echarle un vistazo a esta interesantísima adaptación de Informe para una academia, por si acaso... toda una joya, te lo aseguramos.

También te puede interesar:

13 grandes frases de Edgar Allan Poe para reflexionar

10 hechos muy interesantes sobre la vida de H.P Lovecraft

15 grandes frases de León Tolstói para reflexionar