¿Qué es la peste bubónica?

La peste o plaga bubónica, también conocida como la Peste Negra, es una de las enfermedades que se ha cobrado más cantidad de vidas a lo largo de la historia. Entre 1338 y 1350 la peste eliminó a un cuarto de la población mundial del siglo XIV.

Ahora, en pleno siglo XXI, se produjo un nuevo brote de peste bubónica en Madagascar. Claro que las condiciones son completamente diferentes y no se puede esperar la misma cantidad de víctimas, sin embargo las autoridades sanitarias deberán actuar con agilidad, ya que es una enfermedad que se expande rápidamente. Veamos un poco más en detalle de qué se trata la plaga bubónica.

Origen de la peste bubónica

Que es la peste bubonica 001
Andrey Armyagov/Hemera/Thinkstock

La peste, o plaga, es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Yersinia pestis. Esta bacteria es de transmisión animal (picaduras, ingesta o contacto directo con tejido infectado) y se encuentra principalmente en pulgas y roedores salvajes, como ratas, ardillas, ardillas rayadas o perritos de las praderas (Cynomys ludovicianus). Esta bacteria puede causar, además, la peste pneumónica y la peste septicémica, aunque estas son mucho menos frecuentes.

Se conoce como Plaga Bubónica o Peste Negra al brote de plaga que ocurrió en China, en los primeros años del siglo XIV. La enfermedad es de rápida transmisión y en poco tiempo llegó a Europa, donde acabó con la vida de un tercio de los europeos. La plaga, sin embargo, existía al menos hace más de 2.600 años en China, pero episodios anteriores al famoso brote del siglo XIV no fueron debidamente registrados y no hay información disponible. 

Según un grupo de investigadores internacionales, liderado por el irlandés Mark Achtman, la plaga llegó a Europa a través del comercio textil desde China y Asia central en el siglo XIV. Después llegó a África en el siglo XV a través de Zhang He, el navegante chino. Y por último, en el siglo XIX llegó a Estados Unidos a través de Hawaii.

Síntomas de la peste bubónica

La bacteria afecta principalmente al sistema inmune a través del sistema linfático. Los síntomas de la peste incluyen: escalofríos, fiebre elevada, dolores de cabeza, decaimiento y ganglios linfáticos inflamados. Con el sistema inmunológico funcionando mal, los órganos del cuerpo comienzan a fallar y si no se administra el tratamiento antibiótico específico la enfermedad puede conducir a la muerte.

¿Conoces la historia de la Peste Negra de Europa del siglo XIV? ¿Qué crees que sucederá con el nuevo brote de peste?