6 mitos y verdades sobre la criogenia que te darán una nueva perspectiva

6 mitos y verdades sobre la criogenia que te daran una nueva perspectiva 2
iStock/Thinkstock

Seguramente te acuerdas de Han Solo, congelado tras una placa de metal y luego vuelto a la vida. O del Capitán América congelado por mucho tiempo para luego despertar en un mundo moderno que no conoce, y por supuesto, nuestro querido Fry en Futurama. Sin embargo, estas tecnologías todavía no son tan fácilmente manipulables como crees. Es así que se han creado muchos mitos sobre la criogenia, y es de mi interés despejar esas dudas en las páginas siguientes.

6 mitos y verdades sobre la criogenia que te daran una nueva perspectiva
iStock/Thinkstock

6. ¿Qué es la criogenia ?

La criogenia es el estudio de cómo reaccionan los cuerpos a temperaturas muy bajas. La técnica usada para congelar cuerpos de personas o animales es la criónica, y aún está en su desarrollo temprano. La idea es mantener en el frío a aquellos cuerpos de personas enfermas que no puedan curarse, con la esperanza de que algún día se los pueda resucitar.

5. No se puede practicar la criónica en personas vivas

Para que un cuerpo pueda congelarse primero la persona debe ser declarada muerta. Las personas que aún están vivas no pueden pasar por este proceso. Te preguntarás con que motivo congelarias un cuerpo sin vida, y es que en realidad debe ser declarado legalmente muerto, que no es lo mismo que totalmente muerto. Cuando estás legalmente muerto, el corazón deja de latir, pero algunas funciones cerebrales siguen su curso. Por otro lado, si estás totalmente muerto el cerebro ya no funciona.

4. ¿Cómo se hace?

Los médicos no pueden simplemente poner a alguien en nitrógeno líquido porque el agua en las células se congelaría. Cuando el agua se congela se expande, lo que causaría que las células se destruyan. Es por eso que quitan el agua de las células y la cambian por una sustancia parecida a un anticongelante para el cuerpo humano. Luego la persona es puesta en una cama de hielo seco hasta que alcanza -130 grados.

El cuerpo se pone luego en un contenedor individual, dentro de un tanque con nitrógeno líquido a -196° C. Para quienes no tienen dinero existe también la neuro suspensión, un poco más barata, pero solo preserva el cerebro. Con suerte, el futuro puede traer la clonación para restaurar las partes faltantes del cuerpo. 

3. La primera persona en estado criogénico

La primera persona fue un psicólogo llamado James Bedford, de 73 años de edad, en 1967. Su cuerpo todavía está en buen estado. Aunque en esa época surgieron varias compañías que brindaban este servicio, muchas cerraron y dejaron paso a solo unas pocas que pudieron sostenerse.

2. Microprocesadores y comunicaciones

El proceso de criogenia reduce el ruido, y es por eso que la NASA congela a estas temperaturas sus receptores de ondas de radio para poder comunicarse mejor. Por otro lado, las supercomputadoras suelen tener sus procesadores construidos en nitrógeno líquido para doblar su potencia.

1. Walt Disney no está congelado

El mito más difundido sobre Walt Disney es que hizo que lo congelaran por métodos criogénicos luego de su muerte. Sin embargo esta técnica no había sido aplicada todavía y su cuerpo fue cremado inmediatamente luego de su muerte. Si bien tenía deseos de hacerlo, no se cumplieron porque no existía la tecnología.

Curioso e interesante, ¿no es así? ¿Qué otros mitos y verdades sobre la criogenia conoces?