explora

Qué es el poliamor y por qué, según la ciencia, puede ser bueno para todas las personas

Stokkete/Shutterstock

En los últimos tiempos, las alternativas a la monogamia se han hecho populares. Tan solo en Estados Unidos hay alrededor de 5 % de personas que buscan encontrar amor y sexo, fuera de su relación monógama, con el conscenso de su pareja. 

¿Qué es exactamente el poliamor?

Aaron Amat/Shutterstock

El poliamor se define como la práctica de tener relaciones íntimas en simultáneo con más de una persona y con el conocimiento de todas. Estas relaciones son como cualquier relación monógama, tanto amorosas como sexuales y duraderas. Se suele definir como «no-monogamia consensual, ética y responsable».

Según Dedeker Winston, una experta en relaciones alternativas en Sur de California, el poliamor es la solución para las parejas que quieren explorar romántica y sexualmente a otra personas sin la necesidad de mentir o engañar. Y se trata de una práctica que funciona para personas con determinado estilo de vida.

Los pilares del poliamor son la honestidad y la comunicación

Examinando el poliamor 

Petrenko Andriy / Shutterstock

En el poliamor, según Bjarne Holmes, psicólogo del Champlain College en Vermont, las personas se comunican realmente. Holmes explica que: «[Las parejas poliamorosas] hacen muchas cosas que, si las parejas monógamas las hicieran, sus relaciones serían mucho mejores».

Según un estudio publicado en la revista Psychoneuroendocrinology, las parejas con una comunicación más positiva se recuperan más rápido de cualquier problema, lo cuál se debe posiblemente a una mayor secreción de la hormona oxitocina. En este mismo sentido, la Dra. Fran Walfish, una psicoterapeuta de Bevery Hills, explica que la «comunicación sana y la conversación es lo que mantiene a las relaciones en el tiempo».

5 cosas que le hace el amor a tu cerebro 4
Pekic/iStock/Thinkstock

Por ser una práctica actual, no existen demasiados datos estadísticos en lo que refiere al poliamor. Sin embargo, según varios estudios, los científicos reportan que las personas gays y lesbianas tienen más probabilidad de entrar a una relación poliamorosa. Esto determina que las personas más abiertas, que más tienden a responder a sus deseos, tienden a involucrarse en una relación de poliamor, porque tienen un interés frente a nuevas experiencias

Otro estudios, sugieren que individuos poliamorosos son personas instruidas y cultas, alcanzando más títulos académicos que la población general, pero no son necesariamente más pudientes. 

Entonces... ¿el poliamor es mejor?

IAKOBCHUK VIACHESLAV/Shutterstock

Las personas que practican el poliamor están en constante contacto con sus propias emociones. La honestidad, la sinceridad y la comunicación son sus pilares diarios.

Según Holmes, en estas relaciones, las personas están constantemente hablando y estableciendo los términos de la relación (y las otras relaciones), al igual que discutiendo sus sentimientos. Entonces no tienen miedo a mantener conversaciones intensas, aunque este punto también puede existir en las relaciones monógamas.

Sin embargo, la gran diferencia entre una práctica y la otra está en el rol de las emociones básicas. Como por ejemplo los celos

Los celos en el poliamor

Antonio Guillem/Shutterstock

En general, una persona involucrada en una relación monógama tiende a sentir miedo, enojo, bronca, celos y rechazo cuando piensa que su pareja está teniendo sexo o está enamorada de alguien más. Sin embargo, una persona poliamorosa está encantada y feliz de tal situación. Esto se explica por el concepto de «compersión». 

La «compersión» es un estado de empatía donde se experimenta felicidad cuando otro individuo experimenta felicidad. En este caso en particular, cuando una de las personas de la pareja está disfrutando de otra relación, esto genera felicidad positiva para la otra persona de cualquiera de las relaciones.

Lo increíble de este concepto es que va en contra de las creencias psicológicas en cuanto a los celos. Estas personas no sienten celos al ver a su pareja coqueteando con otra persona. Para ellos, es normal y es algo positivo. Sin embargo, esto no significa que una persona poliamorosa no pueda sentir celos. Pero cuando es el caso, lo presenta directamente a su pareja, examina el origen de los celos y juntos llegan a un acuerdo para que no suceda de nuevo. 

El sexo en el poliamor

Pruebas cientificas de que estas enamorado 8
iStockphoto/Thinkstock

En el caso en que la pareja no pueda respetar los límites de la monogamia, según Holmes, la solución probablemente es el poliamor. Principalmente debido a que en lo que refiere al sexo, es más seguro en el poliamor que en la monogamia, con infidelidad.

Un estudio realizado por la Universidad Moors de Michigan y publicado en la revista Journal of Sexual Medicine reportó que las personas que engañan a sus parejas sexuales no suelen practicar sexo seguro al hacerlo. En cambio, en relaciones de poliamor, se acude más seguido al sexo seguro. Esto se debe probablemente a la comunicación que se acostumbra tener en el poliamor, donde se establece que el sexo debe ser siempre seguro para no poner en riesgo la salud de ningún individuo.

La autora del libroThe Polyamorists Next Door: Inside Multiple-Partner Relationships and Families, Elisabeth Sheff, explica que a pesar de ser una práctica positiva, el poliamor es complejo y laborioso. Por esta razón es probable que nunca llegue a superar al monogamia.

Sin embargo, las nuevas generaciones comienzan a tener uan visión diferente sobre las relaciones. Así comienzan a modularlas y establecerlas según les funciona mejor, más allá de lo común o recomendado por la sociedad. Es un gran avance que deja al descubierto grandes realidades de las relaciones entre personas ya que somos, después de todo, individuales y variables.

Te recomendamos leer estos artículos a continuación: