Gatos con el cerebro congelado por comer helado: la nueva moda de Internet que, según la ciencia, jamás deberías seguir

Storyful / YouTube

Los gatos son mascotas bastante peculiares ya que parecen ser reservadas y sus amos frecuentemente ponen a prueba sus reacciones.

La nueva moda en Internet es alimentar al gato con un helado y grabar su reacción, ya que estos felinos también sufren del llamado cerebro congelado. Si realmente quieres a tu mascota, la ciencia te explica por qué el darles algo demasiado frío es una forma de tortura.

La ciencia lo dice: por qué los gatos sufren cuando les das algo demasiado frío

FotoRequest/Shutterstock

Los gatos tienen carácter y muchas veces reaccionan de forma extraña a objetos o alimentos, por lo que muchas personas consideran muy divertido el grabarlos ante situaciones que sabemos no les serán agradables.

¿Has visto en Internet los vídeos de gatos que reaccionan tras comer un helado? Aquí te dejamos algunos ejemplos.

Si piensas hacer lo mismo con tu mascota los científicos piden que por favor lo pienses dos veces en caso de que hacerle daño no sea tu intención (y si lo es lo mejor es que no tengas mascotas).

Al igual que los humanos, los gatos sufren de una condición popularmente conocida como «congelamiento de cerebro»all tomar o comer algo helado demasiado rápido y sabemos lo doloroso que puede resultar.

Pese a ello, la Internet está llena de vídeos de gatos sufriendo. Amy Cousino, veterinaria especialista en gatos indica que estos animales tienen un sistema de comunicación nerviosa muy similar al de los humanos.

En las personas esta mini migraña corta pero fuerte se provoca por una confusión cerebral ya que ese frío intenso y repentino hace que las arterias se dilaten afectando directamente al nervio trigémino que envía esa señal de dolor a nuestro frente.

El congelamiento de cerebro en los gatos sigue un proceso muy similar y no solo es físicamente doloroso en el momento, sino que puede provocarles problemas digestivos si es que les diste helado o algún alimento lácteo ya que los felinos son intolerantes a la lactosa.

¿Vale la pena hacer sufrir a esa mascota que confía en ti por un vídeo que subirás a Facebook? Creo que ya sabes la respuesta y si alguno de tus amigos planea hacerlo explícale qué dice la ciencia sobre tan cruel moda.