¿Cómo serían los alimentos cultivados en Marte? Los científicos están a punto de saberlo

produccion de comida en marte
NASA

Marte es el planeta más nombrado a la hora de buscar un lugar fuera de la Tierra para que los humanos se establezcan si es que nuestro mundo estuviera por destruirse, pero primero hay aspectos logísticos para solucionar.

¿Qué comeríamos en el planeta rojo? Científicos de la Universidad de Wageningen en Holanda están muy cerca de darnos una respuesta ya que muy pronto van a cosechar la primera partida de vegetales cultivados en suelo marciano y no es que hayan viajado al espacio sino que imitaron sus condiciones.

Vegetales con sabor marciano

Las primeras misiones con humanos a Marte todavía están a más de una década de ocurrir, pero quienes vayan en ellas saben que nunca volverán a la Tierra, por lo que sería imposible llevar comida para el resto de sus días.

El futuro de la humanidad en Marte depende de su habilidad para producir su propia comida y la agricultura sería la opción más lógica. Científicos holandeses buscan avanzar en el tema y hace dos años cultivan vegetales imitando las condiciones de suelo marciano.

Investigadores de la Universidad de Wageningen recrearon en un invernadero las condiciones con la que habría que cultivar en Marte y que van desde crear una tierra similar a la del planeta rojo a otros aspectos ambientales.

Los primeros cultivos corresponden a rábanos, guisantes, arroz y tomates los que según los científicos serían seguros de comer ya que la tierra marciana no contiene niveles elevados de metales tóxicos.

La cosecha inaugural se dará bastante pronto y los científicos participantes en este proyecto que lleva casi tres años en ejecución se preguntan no solo cuál será el sabor de estos vegetales sino también sus valores nutricionales.

Los vegetales tendrán que pasar primero por pruebas para determinar en un 100 % que no poseen elementos dañinos, y en una segunda etapa los investigadores a cargo del proyecto cosecharán papas, habas y zanahorias.

Esta interesante investigación científica que pretende resolver uno de los problemas que más complican a quienes planean las primeras misiones humanas a Marte no entrega resultados idénticos a los que se darían en el espacio, pero es un primer paso importante para buscar avanzar en lo que será nuestro hogar fuera de la Tierra.