explora

¿Cómo sería jugar al fútbol americano en Marte?

El primer viaje a Marte está cerca. Para no dejar las cosas para última hora, los primeros colonos ya tendrían que ir pensando en cómo practicar sus deportes preferidos.

¿Cómo sería jugar fútbol americano en el planeta rojo?

Una cuestión grave

Por que la gravedad es distinta en diferentes partes del mundo
Purestock/Purestock/Thinkstock

La fuerza de atracción gravitacional que ejercería Marte sobre un terrícola sería mucho menor que la que ejerce la Tierra sobre ese mismo ser humano. Ello se debe a que Marte tiene una masa que es el 10,7 % de la de nuestro planeta y un radio de más o menos la mitad.

Una persona que pese 700 newtons (157 libras-fuerza) en la Tierra, pesaría 265 newtons en Marte. Un hombre de 150 kilos en Marte se sentiría tan ligero como un chico de 50 kilos en la Tierra.

Los pasos al caminar y las zancadas al correr también serían diferentes. La disminución del campo gravitatorio aumentaría la distancia recorrida en cada paso, multiplicándola por casi tres, ¿tendríamos partidos con tantos touchdowns como carreras en el béisbol?

Pasos peligrosos

5 consecuencias fisicas de los viajes espaciales en los astronautas 5
iStockphoto/Thinkstock

¿Has pensado alguna vez en lo indefensos que quedamos cuando saltamos? El ser humano utiliza el suelo para frenar, girar y cambiar de dirección ante el peligro. Cuando estamos en el aire no podemos hacer eso. Los jugadores de baloncesto lo saben bien. Amagan con saltar para que el rival lo haga y así tomar ventaja.

¿Te imaginas los choques en un partido de fútbol americano si los jugadores dan pasos tres veces más largos y saltos tres veces más altos?

Algo parecido ocurriría con los lanzamientos del balón. En la Tierra, los quarterbacks hacen lanzamientos en torno de unas 50 yardas de recorrido, en una cancha que tiene 100 yardas de longitud. En Marte la pelota recorrería fácilmente las 130 yardas. Sin duda se necesitaría una cancha más larga.

Estadio futurista

Historia de las misiones a Marte 4
NASA NASA/Getty Images

No hemos incluido el impacto del traje que se requeriría para vivir en Marte, que todavía no ha sido terminado de cortar por los diseñadores de la NASA. Pero tendrá que permitirle dos cosas a los humanos: soportar el cambio de presión y respirar en una atmósfera donde el «aire puro» tiene 93,2 % de dióxido de carbono.

Sería difícil jugar fútbol americano enfundado en uno de esos trajes, pero la solución es muy sencilla. Un estadio cerrado que cumpla con las mismas funciones del traje.

¡Eso sí sería un Super Bowl!