explora

Redescubierta la receta de Newton para la mágica Piedra Filosofal

los pecados de isaac newton 1662 1
Sir Godfrey Kneller [Public domain], via Wikimedia Commons

Quizá debas ponerte tu bata blanca para emular a Newton e intentar hacerte rico con la transmutación del plomo en oro, alcanzando de paso la inmortalidad.

El alquimista Isaac Newton

23 grandes frases de Isaac Newton para reflexionar 23
Nadia/Flickr

Una de las facetas no tan conocidas de Newton es la de alquimista. El ilustre científico también buscó la Piedra Filosofal, la mítica sustancia para convertir los metales comunes en oro y fuente del elixir de la vida, la pócima para alcanzar la vida eterna.

Los tratados de Newton sobre teología y alquimia exceden con mucho en volumen a los dedicados a la Física, Astronomía y Matemáticas, ciencias en las que es figura cumbre. Newton escribió más de un millón de palabras sobre alquimia, algo que se supo después de su muerte, ya que la protociencia era ilegal en su tiempo. Sus textos prohibidos los escribió con el seudónimo de Jeova Sanctus Unus.

En un cobertizo en la parte posterior de su habitación, Newton mantenía un fuego permanentemente encendido para unas prácticas esotéricas difíciles de imaginar en un hombre de su estatura científica.

Todos copiamos recetas

23 grandes frases de Isaac Newton para reflexionar 21
Andrea Ciambra/Flickr

El manuscrito con la extraordinaria receta, que estaba en poder de un coleccionista privado, fue subastado en febrero pasado en Pasadena, California, siendo adquirido por la Chemical Heritage Foundation de Filadelfia. Es un instructivo para preparar el «mercurio filosófico», una receta que Newton copió del alquimista estadounidense George Starkey, a quien probablemente consideraba un mejor «cocinero»

Starkey (1628 – 1665), considerado el primer hombre de ciencias estadounidense, también le temía a la justicia y escribió con el seudónimo de Eirenaeus Philalethes.

Se creía que ese mercurio dotado de poderes especiales era la sustancia esencial para crear la piedra, por su supuesta capacidad para descomponer los metales en sus ingredientes constituyentes. A partir de esa desagregación, los alquimistas esperaban crear oro, plata y cualquier cosa valiosa que se les ocurriese.

Prepárate a experimentar

Hubiera sido impensable que un hombre como Newton utilizara la receta de Starkey a pie juntillas. El genio inglés hizo sus propios aportes al guiso con algunas notas personales e incluso corrigió un error de la fórmula original. Para mantenerse en ambiente y no desaprovechar una cara de papel en blanco, en el reverso del manuscrito Newton anotó una receta para destilar mineral de plomo.

La que también fue la fórmula para la fama de Harry Potter y para las fortunas de Joanne Rowling y Daniel Radcliffe, pronto estará disponible en línea, informaron sus nuevos propietarios, para que quien lo desee pueda soñar con hacerse millonario o alcanzar la inmortalidad.

¡Todavía es temprano para ser alquimista!