explora

¿Cómo se cumplen las leyes de Newton en el fútbol?

Todo buen fanático de las ciencias y del fútbol sabrá que detrás de tan hermoso juego se esconden muchas leyes de la física que garantizan las acciones del más universal de los deportes. Especialmente el pateo del balón con su consiguiente objetivo, anotar goles.

Este artículo pretende mostrarte algunas de las leyes de Newton aplicadas al fútbol. Tres son las leyes de Newton y cada una de ellas garantiza que tenga lugar el juego de fútbol:

1. Primera ley de Newton: ley de la inercia

Como se cumplen las leyes de Newton 1
vahekatrjyan/iStock/Thinkstock

Esta ley plantea que todo cuerpo que está en reposo tiende a permanecer en dicho estado y todo cuerpo en movimiento tiende igualmente a seguir moviéndose a menos que se ejerza sobre él una fuerza externa: gravedad, viento o el movimiento de otro cuerpo.

En el caso del fútbol, esta fuerza es el pie del jugador. Este empleará sus músculos para desarrollar una fuerza que permita mover el pie y patear el balón. El balón en reposo permanece así en tanto el jugador no le patee. Solo entonces comenzará a moverse en línea recta, para ser detenido solo por la fuerza de gravedad y la fricción de la tierra.

2. Segunda ley de Newton: ley de fuerza

Como se cumplen las leyes de Newton 2
Ryan McVay/Digital Vision/Thinkstock

Plantea que la aceleración con la cual se mueve un objeto es directamente proporcional al valor de la fuerza aplicada al objeto e inversamente proporcional a su masa. La aceleración del balón –la brazuca– está determinada por la fuerza que le imprime el jugador dividido entre la masa de dicho objeto. Por tanto, los balones deben ser ligeros pues si son muy pesados requerirán más fuerza para ser movidos.

Por otra parte, el jugador aplica mayor o menor fuerza al balón en dependencia de la velocidad a la cual necesita que este se mueva. Si solo quiere que se mueva un poco debería aplicar una fuerza pequeña.

3. Tercera ley de Newton: principio de acción y reacción

Como se cumplen las leyes de Newton 3
anek_s/iStock/Thinkstock

Expresa que para cada acción existe una reacción igual en el sentido contrario. Cuando el futbolista patea la pelota se debe producir un retroceso de la pelota con igual fuerza; sin embargo, no lo notamos pues la pierna no se mueve. La razón es física, la pierna es más pesada y tiene mayor inercia que el balón.

Las leyes de Newton que se cumplen en el fútbol son las leyes de la física que posibilitan en primer lugar que se desarrolle tan apasionante y dinámico juego. Existen otras leyes más actuando sobre los jugadores y su balón, pero esa historia, amigos, se las contaré otro día. Por ahora, vitoreemos a los equipos que van aprovechándose mejor de las leyes naturales. ¡¡Gol!!