explora

5 famosas joyas con maldiciones y leyendas, pero más que nada mucho valor

BlackJack3D/iStock

Algunos no podemos aspirar más que a joyas de poco valor, pero para los millonarios más grandes del mundo comprar diamantes y otras piedras valiosas es algo normal. Son regalos inesperados, posesiones preciadas y fuente de numerosas historias. Hay varias joyas famosas que supuestamente tienen maldiciones y causan las desgracias de sus dueños. Si quieres saber un poco más de ellas, aquí tienes las más importantes.

#5 Diamante Hope

Wikimedia Commons

Su historia comienza en el siglo XVII y durante los años ha sido víctima de la mala fama, siendo la explicación para las tragedias de sus dueños. Su color azul se debe a la presencia de átomos de boro que lo hacen realmente raro. Jean-Baptiste Tavernier, uno de los primeros dueños, murió en la ruina. Se dice que María Antonieta lo usó justo antes de morir en la guillotina. Su nombre se debe a que la familia Hope lo adquirió a finales del siglo XIX, cuando ya había sido cortado en dos partes.

#4 Diamante Wittelsbach

350z33/Wikimedia Commons

Es uno de los diamantes más grandes del mundo y perteneció a las coronas de Baviera y Austria, específicamente a la familia Wittelsbach. En 2008 fue vendido por 25 millones de dólares, una de las cifras más altas a pagar por un diamante.

#3 La Peregrina

Antonis Mor

Es una de las perlas más famosas del mundo, encontrada en Panamá pero usada por la realeza española durante muchos siglos. La primera fue María Tudor, a quien se puede ver usándola en un retrato. La Peregrina dejó España durante la invasión de José Bonaparte, pero volvió años más tarde. En 1969 fue subastada y comprada por Richard Burton para su esposa, la actriz Elizabeth Taylor. La casa real española ha negado la autenticidad de la joya, y aseguran que la verdadera sigue con ellos.

#2 Rubí Black Prince

Wikimedia Commons

Es una de las joyas más antiguas de la corona del Reino Unido que data del siglo XIV. En 1838 fue adherida a la pieza que se colocó en la cabeza de la Reina Victoria durante su coronación. Aún hoy es realmente famosa por su larga historia y belleza.

#1 Diamante Spoonmaker

Harry Gouvas

Según cuenta la historia, un pescador de Estambul encontró el diamante, pero no estaba consciente de su valor. Se lo llevó a un joyero, quien le dijo que no valía nada, pero que estaba dispuesto a darle tres cucharas a cambio. El pescador aceptó cediendo uno de los diamantes más caros del mundo. Algunas otras historias lo unen a la madre de Napoleón Bonaparte, pasando luego a manos de varios sultanes.