explora

¿Cuántos tipos de tomate conoces? Conoce la impresionante cantidad de variedades que existen en realidad

valentinrussanov/iStock

El tomate es una parte fundamental en la dieta de casi todos los latinoamericanos.  Se produce mucho, a un costo relativamente bajo y es muy nutritivo, saludable y —sobre todo— sabroso.

Historia del tomate

P_Wei/iStock

La planta del tomate es originaria de América del Sur, más concretamente, de la región costera de Perú. Su uso como alimento, no obstante, comenzó en México.

La palabra tomate proviene de tomatl, del náhuatl (lengua Mexica). Fue la civilización Azteca la que extendió el uso del tomate como un alimento; posteriormente los españoles la llevaron a Europa, en 1519, y tiempo después se comenzó a producir también en el viejo mundo.

Durante la primera mitad del siglo XVI, el farmacéutico y botánico Petrus Matthiolus estudió la naturaleza del tomate y lo terminó incluyendo dentro de la misma familia que la mandrágora. Esto llevó a que se considere al tomate como potencialmente tóxico y, si bien se utilizaba con fines medicinales, su consumo como alimento estaba desaconsejado.

Fueron los pueblos del sur los que comenzaron a producir tomate para consumo humano en Europa tras ver, durante muchos años, cómo los americanos lo consumían y nada malo sucedía; el tomate no podía ser tóxico.

Actualmente se produce tomate en casi todo el mundo ya que se trata de una planta muy versátil que se adapta a diferentes tipos de suelo y climas. Se estima que la indistria del tomate mueve anualmente unos 60 mil millones de dólares.

59 variedades de tomate

Funwithfood/iStock

Además de que el tomate es una fruta tremendamente sabrosa y por demás saludable, es además una de las pocas hortalizas que se pueden producir prácticamente en todo el mundo.

Esto se debe en parte gracias a la tecnificación y perfeccionamiento de las técnicas agrícolas, mas sobre todo a su enorme cantidad de variedades.

Seguro conoces dos, tres o, como mucho, cuatro variedades de tomate que puedes conseguir en cualquier supermercado, pero te sorprenderá saber que existen cerca de 60 variedades de tomate aptas para consumo humano.

VasilySmirnov/iStock

Los tomates crecen en diferentes tamaños, colores y formas.

Están los más pequeños (Bombilla,Ditmarcher, Gartenperle) y los más grandes, que pueden pesar más de un kilogramo (Brandywine).

La mayoría son de color rojo brillante, pero también los hay más oscuros (Black cherry, Black russian, Japanesse black Trifele), morados (Cherokee purple), verdes y amarillos (Blondkopfchen, Cherry pera amarillo) e incluso blancos (White queen).

El tomate clásico suele ser de forma redondeada, pero también vienen en forma de pera, más alargados (San MarzanoGreen sausage, Jersey devil) y algunos con formas bastante peculiares, como deformes (Aussie, Costoluto genovese, Liguria, Montserrat macizo).

  • ¿Quieres acceder a la lista completa de las variedades? Descúbrela haciendo click en este enlace.
Diana Taliun/iStock

Otra ENORME ventaja de esta maravillosa fruta es que la puedes plantar en tu propio patio o jardín, ¡e incluso en un balcón!

Anímate a producir tu propio alimento en la medida de lo posible, y verás cuánto más sabroso y saludable es.