La puerta del infierno en Turkmenistán

La puerta del infierno en Turkmenistan 2
tormods/Flickr

A simple vista, lapuerta del infierno es un lugar totalmente sorprendente. Es por eso que lleva su nombre y nos recuerda a las historias más atemorizantes sobre el inframundo. Aunque en el mundo hay varios lugares que podrían ocupar tus pesadillas, las puertas del infierno no solo destacan por lo extraño del fenómeno sino por su ubicación y características. Está ubicada en el desierto de Karakum, cerca de la capital de Turkmenistán.

Ver también: Maravillas geológicas: 7 lugares psicodélicos del mundo.

¿Cómo se formó este cráter?

La puerta del infierno en Turkmenistan
rapidtravelchai/Flickr

En los últimos tiempos no solo los turistas han llegado hasta allí en grandes cantidades, sino que las arañas se han visto atraídas sufriendo la muerte al caer en el pozo. Las puertas del infierno no es un lugar que siempre estuvo allí, sino que su historia se remonta a los años 70, cuando Turkmenistán era todavía parte de la Unión Soviética.

 Los geólogos soviéticos comenzaron a cavar en busca de petróleo, y creyeron encontrarlo, drenando el lugar. Sin embargo, no notaron que estaban ubicados por encima de una caverna de gas natural, la cual colapsó ante el peso llevándolos consigo. Esto causó que colapsaran también otros puntos del desierto formando grandes cráteres.

Ver también:5 cosas que debes saber acerca de las dolinas.

El cráter más grande tenía 70 metros de anchura y 20 de profundidad, y grandes cantidades de metano escapaba de él, un gas que toma el lugar del oxígeno, dificultando la respiración. Los animales de la zona comenzaron a morir y los científicos decidieron que era mejor prender fuego el cráter, de manera de que el metano rápidamente se consumiera. El problema fue que no sabían la medida de gas natural a la que se enfrentaban y el incendio nunca se apagó.

La puerta del infierno aún encendida

El procedimiento de quema de gas para deshacerse de él es muy usado en los campos petroleros, pero solo si la cantidad es conocida. Al no saberse la cantidad desmesurada que contenía el desierto de Turkmenistán, el incendio se ha extendido por más de 40 años, creando este fenómeno tan curioso.

Ver también: Misterios de la ciencia: el extraño bólido de Tunguska.

La puerta del infierno en Turkmenistan 1
marthaenpiet/Flickr

En los últimos años, las autoridades del país han desarrollado planes para tapar el cráter, debido a que temen por la cantidad de gas natural que pueda desarrollar a futuro el desierto, muy necesario para la subsistencia. Sin embargo todavía no se ha aplicado ninguno y el cráter sigue abierto.

En la actualidad los animales siguen siendo atraídos hacia el lugar, algo no demasiado positivo para determinadas especies. Además, es una de las zonas que atrae más turistas que visitan el lugar año a año, debido a que no se sabe cuándo ni cómo podría extinguirse el fuego, si es que algún día pasa.