explora

¿Por qué hay dos mareas diarias?

Por que hay dos mareas diarias 1
javi_velazquez/Flickr

A todos nos han dicho desde siempre la causa de las mareas es la Luna. Pero hay un hecho que también es importante, y es que hay dos mareas altas en el día. ¿Por qué ocurre esto? Es una pregunta hecha y respondida con frecuencia, existiendo muchas de estas a lo largo de la historia.

Por ejemplo, Galileo Galilei creía que las mareas eran causadas por el ciclo de la Tierra alrededor del Sol. En cambio, Johannes Kepler estaba seguro que las mareas altas debían ser causadas por la Luna, a pesar de que su teoría sólo explicaba por qué ocurría una de las mareas altas del día y no ambas.

El que vino a dar una respuesta concreta fue Isaac Newton en su libro Principia en 1687. El libro, describiendo las leyes de la gravitación universal, ayudaron a explicar el fenómeno de las mareas y el papel que la Luna juega en ellas.

Ver también: 5 mitos sobre los efectos de la Luna llena

La Luna, la fuerza de gravedad y las mareas

Por que hay dos mareas diarias 4
johnnorth/iStock/Thinkstock

Como sabemos, la gravedad de la Tierra afecta a la Luna, así como la Luna afecta a la de la Tierra, resultando en la órbita del satélite alrededor del planeta. Teniendo la Tierra 81 veces más masa que la Luna, el centro de su órbita está más hacia el lado de la Tierra, estando en un punto dentro de la Tierra tres cuartas partes de la distancia del centro a la superficie. Esto se traduce a los dos cuerpos girando uno alrededor del otro y jalándose el uno al otro.

El resultado es alargamiento de los dos cuerpos, haciendo que la tierra se distorsione por muy poco. Pero, ¿qué hay del agua? Los océanos tienden a reaccionar más fácilmente a la gravedad causada por la Luna, ocasionando una de las mareas altas del día.

La Tierra gira sobre su propio eje una vez al día, así que seis horas después de que la Luna haya estado encima de ti causando la marea alta, ésta estará al lado contrario del planeta, ocasionando la marea baja del día.

Por que hay dos mareas diarias 3
jixxer/Flickr

Pero otras seis horas pasarán y la Luna estará al lado contrario del planeta, ocasionando otra marea alta. Suena lógico, ¿no? En realidad no, ¿por qué estando la Luna al lado contrario, totalmente alejada de nosotros causa una marea alta en nuestra playa?

Como bien lo dijo Isaac Newton, esta segunda marea alta es el resultado de la gravedad. Como se mencionó anteriormente, la Tierra también está girando alrededor de la Luna, ya que los dos cuerpos no son del mismo tamaño, el centro de la órbita no se encuentra a la mitad de la distancia entre ellos. El resultado es una fuerza hacia afuera (lado contrario de donde está la Luna), o lo que se llama una fuerza centrífuga.

Esto lo sienten los oceános en la marea alta del lado contrario del planeta de donde se encuentra la Luna, una fuerza centrífuga lo suficientemente alta para hacer que el agua de los oceános se mueva.

Ver también:5 extraños secretos de la Luna

¿El Sol también afecta las mareas?

Por que hay dos mareas diarias 2
tomraven/Flickr

El Sol es un enorme cuerpo en el espacio y, aunque muy lejano, es lo suficientemente masivo para afectar las mareas en la Tierra, con un efecto igual al de la mitad que el de la Luna. Esto se nota en relación con las estaciones del año, cuando el Sol cambia su distancia entre él y la Tierra, como en primavera, cuando el Sol y la Luna están alineados.

Incluso el suelo terrestre es afectado por la gravedad de estos cuerpos. Aunque imperceptible para los humanos, científicos han llegado a la conclusión de que depósitos de petróleo y otros sedimentos modifican la presión que ejercen, relacionados directamente con el paso de la Luna. Incluso los aceleradores de partículas deben modificar parámetros dependiendo de la posición de la Luna con respecto a la Tierra.

Entonces la pregunta se contesta: las mareas son causadas por la Luna, pero no sólo por estar encima de nosotros vemos mareas altas. Si pones atención, notarás que hay dos momentos en el día en el que las mareas son altas. La razón: la gravedad y la fuerza centrífuga.

¿Habías notado este extraño comportamiento de los oceános?