explora

¿Por qué terminaron los Juegos Olímpicos antiguos?

Alun Salt

Cada cuatro años llega el evento deportivo más importante del mundo: los Juegos Olímpicos.

Seguro sabes algo de la historia de los Juegos; comenzaron en Atenas hace aproximadamente 2800 años, siglos después se detuvieron y, más de 1500 años después, la Modernidad europea los retomó para convertirlos en lo que hoy conocemos como los Juegos Olímpicos Modernos.

El origen de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad es fascinante, sin dudas, pero no es exactamente el punto que queremos tratar el día de hoy. Por el contrario, queremos concentrarnos en su declive: ¿por qué se detuvieron los Juegos Olímpicos antiguos?

Los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia

Fingalo / Vía: Wikimedia Commons

Los primeros Juegos Olímpicos antiguos se disputaron en Olimpia en el año 776 a. e. c. (antes de la era común). Los Juegos consistían en una serie de competiciones atléticas cuyo principal significado era religioso: el acatamiento de los dioses y, en particular, del dios Zeus.

Los Juegos se celebraban cada una Olimpíada, que es una unidad de tiempo de cuatro años, entre los meses de julio y agosto. Durante ese tiempo se promulgaba una tregua o paz olímpica, para que los competidores pudieran abandonar sus tareas militares para trasladarse hasta Olimpia de forma segura.  En este sentido los Juegos cumplían una función política y social, ya que con esto se pretendía lograr la paz entre los pueblos y la unidad de los helenos.

Los Juegos Olímpicos antiguos se disputaron durante más de mil años, hasta el año 393 d. e. c., y luego debieron pasar más de 1500 años para que se vuelvan a realizar. ¿Por qué se acabó con los Juegos Olímpicos de la Antigüedad? ¿Qué pasó en ese entonces?

Teodosio I, el emperador que prohibió la celebración pagana de los Juegos Olímpicos

MatthiasKabel / Vía: Wikimedia Commons

El Imperio Romano tomó Grecia tras la batalla de Corinto, en el año 146 a. e. c. La ciudad fue completamente destruída, los hombres asesinados y las mujeres y los niños vendidos como esclavos.

A partir de ese momento las tradiciones de la antigua Grecia comenzaron a declinar paulatinamente. Los Juegos Olímpicos se lograron mantener, e incluso se siguieron profesionalizando y adquiriendo mayor infraestructura. Sin embargo sufrieron un fuerte cambio en su significado e importancia.

Originalmente los Juegos cumplían una función religiosa, así como social y filosófica; pero tras la conquista romana los Juegos pasaron a servir mayormente como instrumentos de veneración y propaganda de los emperadores romanos.

C%C3%B3mo viv%C3%ADan los Hombres de la civilizaci%C3%B3n Griega
iStockphoto/Thinkstock

El emperador romano Teodosio I decretó el Edicto de Tesalónica el 27 de febrero del año 380, medida con la que se definió oficialmente la adopción del cristianismo como única religión del imperio.

Esto significó que todas las manifestaciones religiosas no cristianas debían ser abolidas para pasar a respetar el culto monoteísta del dios cristiano.

Los Juegos Olímpicos lograron sobrevivir algunos años más, exactamente hasta el año 393, cuando se celebró la última edición.

Teodosio I, a través del Edicto de Tesalónica, dictó el final de todas las tradiciones paganas, incluidos los Juegos Olímpicos, que se habían celebrado en 293 Olimpíadas consecutivas a través de más de mil años.

Comité Olímpico Internacional/Wikimedia Commons

Una de las tradiciones más importantes de la historia de la humanidad se destruyó a causa de la adopción de una religión. Sin dudas, más allá de nuestras consideraciones personales, nos debe hacer reflexionar sobre el poder que tiene la religión y la fe sobre los valores de la sociedad.

Hizo falta que pasaran más de 1500 años para que los Juegos Olímpicos vuelvan a ser valorados como un evento cultural, mucho más que meramente deportivo, de gran importancia para la humanidad toda.

Los Juegos Olímpicos modernos comenzaron en el año 1896 gracias al impulso del francés Pierre Frèdy, barón de Coubertin. Hoy en día los Juegos no tienen un significado religioso, e incluyen a hombres y mujeres de todos los países del mundo, cuya única motivación es la competencia deportiva.