6 sorprendentes paradojas que desafían tu mente

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente 6
IvelinRadkov/iStock/Thinkstock

Cuando los científicos establecen las leyes fundamentales sobre el funcionamiento del mundo, todo parece lógico. Sin embargo algunas personas se han dedicado a buscar los espacios vacíos en esas teorías, demostrando que existen paradojas sin sentido o fuera de las explicaciones científicas. A continuación veremos algunas paradojas desafiantes y sorprendentes

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente 3
TommL/iStock/Thinkstock

6. La lámpara de Thomson

Thomson, filósofo del siglo XX, descubrió una paradoja a la cual se llamó Lámpara de Thomson. La idea principal está basada en el concepto de supertarea (supertask), la cual se refiere a una secuencia infinita que se desarrolla en un espacio de tiempo finito, en un determinado orden. Para entender esta paradoja es necesario imaginar una lámpara, la cual posee un botón con el cual se apaga o prende. Si lo presionamos, y cada nueva presión dura la mitad que la anterior, ¿estará prendida o apagada en determinado tiempo? En realidad Thomson demostró que teniendo en cuenta el carácter infinito de la secuencia, nunca sabremos si terminará prendida o apagada. Podemos tomar un determinado tiempo en la secuencia, pero eso no implica que haya finalizado realmente.

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente
Image Source Pink/Image Source/Thinkstock

5. La paradoja del niño o niña

Si pensamos en una familia con dos niños y sabemos que uno de ellos es un varón, ¿cuáles son las probabilidades de que el otro también sea varón? Aunque tendemos a pensar en que sería ½, en realidad es ⅓. Las probabilidades son: un hermano mayor y una hermana menor, un hermano mayor y un hermano menor, una hermana mayor y un hermano menor, una hermana mayor y una hermana menor. Esta última sabemos que no es, porque ya dijimos que uno era varón, por tanto la conclusión es que existe ⅓ de probabilidad.

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente 2
Fuse/Fuse/Thinkstock

4. Dilema del Cocodrilo

El dilema del Cocodrilo fue pensado por el filósofo griego Eubulides, y tiene que ver con un cocodrilo que roba un niño. El cocodrilo le dice al padre que lo devolverá, si adivina sus intenciones de devolverlo o no. Cuando dice “Lo devolverás”, no hay problema, porque efectivamente lo hace. La paradoja se da cuando el padre dice “No lo devolverás”. Si el cocodrilo no lo devuelve, está rompiendo a su palabra porque adivinó correctamente, pero si lo devuelve también está rompiendo a su palabra debido a que no adivinó sus intenciones.

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente 4
James Thew/iStock/Thinkstock

3. Paradoja del sol jóven débil

Carl Sagan fue quien popularizó esta paradoja durante los años 70, y tiene que ver con el brillo de nuestro Sol, 40% más fuerte que hace 4 billones de años. Esto indicaría que la superficie del planeta debería estar congelada hace billones de años, por los rayos de sol más tenues que ahora. Sin embargo, las evidencias indican que había grandes océanos.

Numerosas veces se ha intentado explicar esta paradoja, y se ha dicho que probablemente fue el efecto invernadero, pero es imposible, si tenemos en cuenta que se precisaría incluso más potencia de gases que en la actualidad. También se ha dicho que el planeta puede haber evolucionado en sus componentes químicos, a medida que la vida creció.

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente 5
Smitt/iStock/Thinkstock

2. Paradoja del cuervo negro

También es conocida como Paradoja de Hempel, que fue quien la descubrió. Por un lado tenemos la frase “Todos los cuervos son negros”, y por la otra “Todo lo que no es negro, no es un cuervo”. De esta manera si vemos un cuervo negro, sabemos que lo primero es cierto, y si vemos un objeto que no es negro, sabemos que la segunda también es cierta. Sin embargo, un objeto que no es negro, también nos da la pauta de que la primera frase es correcta, y es cuando se plantea la paradoja.

6 sorprendentes paradojas que desafian tu mente 7
rmnunes/iStock/Thinkstock

1. Problema de la Bella Durmiente

Si la Bella Durmiente se duerme un domingo, se tira una moneda. Si la moneda cae de cara se despierta el lunes, se le preguntan cosas, y se la hace dormir con una droga que produce amnesia. Si cae en cruz, entonces se despierta el lunes y martes, se le pregunta, y ambos días se duerme con una droga que produce amnesia. El miércoles se la despierta, en cualquiera de los dos casos.

La paradoja comienza cuando se le pregunta de qué lado cayó la moneda. Ella no sabe qué día de la semana es, por lo que en realidad puede haber 3 posibilidades: que cayera en cara un lunes, en cruz el lunes o en cruz el martes.

¿Conocías algunas de estas curiosas paradojas? ¿Sabes cuál es la paradoja del abuelo?