Descubre el primer objeto errante que capta la New Horizons en su viaje al Cinturón de Kuiper

NASA, ESA, and G. Bacon (STScI)

Si pensabas que tras el paso de la sonda de la NASA New Horizons por Plutón y Caronte, ya estaba toda su misión terminada, estabas muy equivocado. Esta nave construida por la agencia espacial norteamericana continua con su viaje, y sigue enviando hacia la Tierra nuevos y excitantes descubrimientos.

El último, un objeto errante ubicado en el lejano Cinturón de Kuiper, a millones de años de nuestro planeta, y que marca una de las fronteras finales del Sistema Solar.

Jamás se había captado una imagen de un objeto del Cinturón de Kuiper a tan corta distancia

NASA/JHUAPL/SwRI

La New Horizons fue desde su nacimiento una sonda creada para batir récords y expandir el conocimiento humano más allá de las limitadas fronteras de nuestro mundo. Después de desvelar los increíbles secretos de Plutón y Caronte, se adentró en el fascinante Cinturón de Kuiper, un lugar repleto de planetas enanos y pequeños cuerpos que orbitan alrededor del Sol a distancias difícilmente imaginables para la mente humana.

Ahora, este cuerpo cósmico captado por la New Horizons, llamado oficialmente 1994 JR1, es el que se ha fotografiado desde menor distancia en la historia del ser humano. Tal proeza ha sido posible gracias a LORRI, o El Captador de Imágenes y Reconocimiento de Larga Distancia que se añade a la sonda.

Cómo es 1994 JR1

NASA/JHUAPL/SwRI

El nuevo cuerpo que ha captado LORRI dentro de la New Horizons es un objeto de unos 150 kilómetros de ancho y millones de años de antigüedad. Ahora mismo está a unos 5,3 billones de kilómetros de la Tierra, y ha sido fotografiado tan solo 280 millones de kilómetros de distancia, un verdadero hito para los avances astronómicos humanos.

Gracias a este descubrimiento, los científicos de la misión planean usar estas imágenes para estudiar más objetos antiguos del Cinturón de Kuiper, siempre que sea aprobada una extensión de la duración de la citada misión, cosa que ansiamos con todas nuestras fuerzas.

Se espera que en enero de 2019, la New Horizons sobrevuele cerca de otro objeto del Cinturón de Kuiper, llamado 2014 MU69, de donde se podrían obtener muchos y valiosos datos sobre esta parte del Sistema Solar muy relacionada con el origen de nuestro mundo y nuestro vecindario cósmico.

No cabe duda de que los descubrimientos y el vuelo de la sonda New Horizons están expandiendo los horizontes de conocimiento del ser humano. Este si que es un gran paso para la humanidad, que esperemos nos siga contando más sobre nuestro origen y universo.