Sexo durante el embarazo: ¿qué siente el bebé cuando su madre mantiene relaciones?

moodboard/moodboard/Thinkstock

Una pregunta frecuente de cualquier madre embarazada es si puede mantener relaciones sexuales durante la gestación, y de qué modo ello afecta al feto.

La respuesta a la primera pregunta es un rotundo SÍ: las mujeres embarazadas pueden mantener relaciones sexuales con total normalidad, a menos que por alguna dificultad del embarazo el médico indique lo contrario.

Ahora bien, la segunda pregunta es un poco más interesante: ¿qué siente el feto dentro del vientre mientras la madre tiene sexo

¿Qué siente el bebé en el vientre mientras la madre tiene sexo?

Steven Frame/iStock/Thinkstock

El feto no necesariamente sentirá que su madre está teniendo relaciones sexuales. Bueno, de hecho no sabe qué son las relaciones sexuales, pero lo cierto es que no siempre sentirá el estrés físico por la actividad sexual de la madre.

El líquido amniótico que proteje al bebé oficia de amortiguador, por lo tanto es probable que no sienta absolutamente nada, a menos que la actividad sea... bueno, demasiado intensa.

8 impresionantes cambios en el cuerpo provocados por el embarazo 1
Zffoto/iStock/Thinkstock

En cualquier caso, el movimiento y la actividad física no perjudican al feto. De hecho en la mayoría de los casos se recomienda a la mujer realizar deporte durante el embarazo, a menos que se trate de un embarazo de alto riesgo y se indique especialmente reposo y quietud. 

El momento que sí o sí sentirá feto es el momento del orgasmo. Cuando la mujer llega al orgasmo el útero se contrae un poco, por lo tanto el feto sentirá la presión. Esto no es nada grave, el feto no siente ningún dolor por esta presión, y no existe riesgo de que esto provoque el trabajo de parto anticipado.

En síntesis: en los embarzos normales el sexo es completamente seguro para el feto.

Otras consideraciones a tener en cuenta sobre el sexo durante el embarazo

monkeybusinessimages/iStock/Thinkstock

Aunque no existe riesgo de un nuevo embarazo, igualmente se deben utilizar métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo si no se trata de una pareja estable. Contraer una ETS durante el embarazo es doblemente peligroso, para la madre y para el feto.

El médico puede indicar que se evite el sexo si la madre  ha tenido historial de abortos involuntarios, pérdidas —hemorragias— o placenta previa —la acumulación de la placenta sobre el cuello uterino—. Tampoco se debe tener sexo si ha roto bolsa o se ha comenzado el trabajo de parto.

Cancer durante el embarazo existe un tratamiento seguro 000
Monkey Business Images/Monkey Business/Thinkstock

Aunque el sexo durante el embarazo es seguro, algunos ensayos clínicos han relacionado la actividad sexual durante etapas avanzadas del embarazo al nacimiento prematuro. Esto se puede deber, según los científicos, a un químico presente en el semen, la prostaglandina, que estimula el cuello del útero. No obstante, esta relación entre el sexo y el trabajo de parto prematuro no está comprobada ni del todo estudiada.

Además de ser seguro en la mayoría de los casos, el sexo durante el embarazo fortalece los músculos pélvicos y esto puede ayudar a la madre en el momento del parto. En todo caso, como siempre decimos, lo mejor es que cada una consulte con su médico tratante.