explora

Los gases que destruyen la capa de ozono son cada vez más

Los gases que destruyen la capa de ozono son cada vez mas
pigphoto/iStock/Thinkstock

Desde el descubrimiento del agujero en la capa de ozono en el año 1985, y gracias al esfuerzo de muchísimas personas que han batallado incansablemente por el futuro de nuestro planeta, mucho se ha avanzado en la identificación y la eliminación de las sustancias responsables de tan desastroso fenómeno.

Sin embargo, a pesar de las medidas tomadas y de la notable reducción que ha experimentado el inmenso agujero, los científicos detectan nuevos gases que destruyen la capa de ozono, que son producto de la acción humana y que, de no controlarse a tiempo, podrían dar al traste con lo alcanzado hasta hoy. 

El agujero de la capa de ozono

Los gases que destruyen la capa de ozono son cada vez mas 2
Jupiterimages/Photos.com/Thinkstock

El agujero de la capa de ozono se encuentra a una altura aproximada de unos 20 km de altura desde la superficie de la Tierra, en una zona llamada estratosfera. Desde los años de la década de 1970, los científicos comenzaron a detectar una disminución constante del ozono en una amplia zona de la región antártica, principalmente durante los meses en los que el Sol incidía más sobre esta parte del mundo.

Dada la conocida importancia del ozono como escudo contra las radiaciones ultravioletas, enseguida la comunidad científica se puso manos a la obra con la intención de localizar qué sustancias podrían ser responsables de tan catastrófico efecto en la atmósfera, siendo los científicos Paul Crutzen, Mario Molina y Sherwood Rowland los descubridores de los principales culpables,los clorofluorocarbonos (CFCs), unos compuestos químicos emitidos por el hombre desde diversas fuentes. Este descubrimiento les valió a sus autores el Premio Nobel de Química.

Nuevos gases contaminantes descubiertos

Los gases que destruyen la capa de ozono son cada vez mas 1
tumeyes/iStock/Thinkstock

Hoy en día, se reconocen alrededor de 13 CFCs e Hidroclorofluorocarbonos (HCFCs) capaces de destruir la capa de ozono de forma dramática, por lo que son sustancias altamente reguladas por el Protocolo de Montreal, probablemente el protocolo de protección ambiental más exitoso del mundo.

No obstante el relativo éxito del mismo, la comunidad científica ha planteado desde hace algún tiempo la posibilidad de que decenas de otros compuestos destructores del ozono y no identificados aún podrían, estar alterando el éxito del programa.

En este sentido, la revista científica Nature Geoscience acaba de dar a conocer el descubrimiento de cuatro nuevos gases destructores del ozono y desconocidos hasta hoy. Serían, según sus autores, tres CFCs y un HCFC, de las cuales se habrían emitido hasta la actualidad unas 74 000 toneladas a la atmósfera desde los años setenta. Las muestras de aire se tomaron de burbujas atrapadas en la capa de nieve de Groenlandia desde hace décadas, así como en zonas de Tasmania y en la atmósfera encima de Europa.

Los gases que destruyen la capa de ozono son cada vez mas 3
Dawid Zagórski/Hemera/Thinkstock

La mayor preocupación recae sobre 2 de estos gases que han mostrado una considerable aceleración en sus concentraciones atmosféricas, siendo totalmente desconocidas sus fuentes, aunque se especula que puedan provenir de la producción de plaguicidas y incluso de otras fuentes que serían ilegales, ya que el uso de estos compuestos en equipos de refrigeración y aerosoles, las principales fuentes de emisión, está totalmente prohibido desde el año 2010.

Además de su efecto destructor de ozono, se cree que las cuatro sustancias también son potentísimos gases de efecto invernadero miles de veces más potentes que el CO2, por lo que es imperativo localizar cuanto antes sus fuentes, así como la detección de otros compuestos nocivos que, como aseguran los científicos, aún quedan por detectar.

¿Sabías que recientemente también se detectó un nuevo gas de efecto invernadero 7000 veces más potente que el dióxido de carbono?