pop

7 inolvidables mujeres en la historia del teatro que deberías conocer

Louis de Boullogne / Vía: Wikimedia Commons

La palabra musa solo tiene género femenino. Es decir, no hay «musos» (salvo en Valladolid, España, donde significa hipócrita). Según el propio diccionario de la RAE, las musas eran deidades que, presididas por Apolo, protegían las ciencias y las artes liberales. El teatro tiene dos, Melpómene y Talía, la primera, de la tragedia y la segunda, de la comedia. Asumiendo que las deidades son damas mitológicas inmortales, estas han sido otras 7 inolvidables mujeres en la historia del teatro.

7. María Calderón

Estarás de acuerdo en que La Calderona es un nombre poco artístico para una actriz, pero los alias son inapelables y ese fue el que recibió María. Otro que le pusieron era quizá peor: Marizápalos. Fue una notable intérprete madrileña del siglo XVII, también conocida por ser la madre de Don Juan José de Austria, fruto de sus amores ilegales con el rey español Felipe IV. Don Juan de Austria no integró la línea de sucesión por ser hijo bastardo, pero se distinguió como militar. Derrotó a los turcos otomanos en la célebre Batalla de Lepanto. ¿Recuerdas un hecho muy curioso de esa batalla? En ella, el soldado Miguel de Cervantes Saavedra quedó inutilizado del brazo izquierdo, por lo que después sería llamado El Manco de Lepanto.

Adolph de Meyer, photographer / Vía: Wikimedia Commons

6. Jeanne Eagels

Después de ser cajera en unos almacenes, Jeanne se interesó por la actuación, convirtiéndose en una de las más destacadas actrices del primer cuarto del siglo XX en Broadway. También hizo cine, tanto mudo como sonoro. Murió en 1929, a los 38 años, consumida por las drogas y el alcohol. Ese mismo año se estrenó la película The letter, por la que recibió una postulación póstuma al Oscar como mejor actriz, la primera vez que ello ocurrió.

5. Agatha Christie

¿Y que hace doña Agatha en esta lista? Abrumadoramente conocida por sus novelas policíacas, poco se habla de que también fue una exitosa autora teatral. En 1952 se estrenó La ratonera, obra suya basada en su relato Tres ratones ciegos y otras historias, la cual impuso un récord de permanencia en cartelera en Londres. En 1957 ascendió otro escalón. Su obra teatral de 1953, Testigo de cargo, basada en su relato homónimo, llegó al cine de la mano de varias luminarias. El director fue Billy Wilder y en el elenco estaban Charles Laughton, Marlene Dietrich y Tyrone Power.

4. Eva Duarte de Perón

La mujer que ha causado la mayor conmoción en la historia de Argentina, debutó en el teatro a los 16 años, con un papel de unas pocas palabras en la obra La señora de Pérez. En el camino estaban su rutilante carrera política, la convulsión de su muerte a los 33 años y su conversión en mito.

Claudio Elias / Vía: Wikimedia Commons

3. Margarita Xirgu

La actriz más importante del teatro español. Representó en infinidad de ocasiones las obras de Federico García Lorca y Jacinto Benavente, en vida de dichos dramaturgos. También a otros grandes autores, vivos en su momento o ya fallecidos, como Dumas, Wilde, Pérez Galdós, Valle Inclán, Casona, Bernard Shaw y D'Annunzio. Cuando estalló la guerra civil española, estaba de gira por América del Sur. Tras el triunfo franquista, optó por el exilio y adoptó la nacionalidad uruguaya. Murió en Montevideo en 1969.

Georges Jules Victor Clairin / Vía: Wikimedia Commons

2. Sarah Bernhardt

Si eras actriz y Oscar Wilde escribía una obra especialmente para que tú interpretaras, debías ser muy buena. Fue lo que hizo Wilde en 1894 con Salomé. Podría decirse que el dramaturgo Victorien Sardou puso su pluma al servicio de Sarah. Sardou es el autor de Thermidor, la obra que originó la famosa receta de langosta. Dijo Mark Twain: “hay cinco clases de actrices, las malas, las regulares, las buenas, las grandes y Sarah Bernhardt”. El fundador del sicoanálisis, Sigmund Freud, atendía a sus pacientes con un retrato de ella sobre el escritorio. La amputación de una de sus piernas a los 71 años no la detuvo. Hacía papeles en los que no tenía que caminar. Una última curiosidad sobre la máxima actriz de teatro de la historia: vivió obsesionada por la muerte; guardaba las cartas de sus admiradores en un ataúd y se acostaba en él de vez en cuando. Murió en París en 1923, donde había nacido en 1845.

/ Vía: Wikimedia Commons

1. Sor Juana Inés de la Cruz

La Décima Musa, La Musa de América, El Fénix de México, son tres de los nombres que recibió Juana Inés de Asuaje y Ramírez de Santillana. Se hizo novicia en 1669, a los 18 años, y ya no salió del convento de San Jerónimo, donde murió en 1695, en medio de una epidemia de peste. Su obra en prosa Respuesta a Sor Filotea de la Cruz fue pionera en las letras feministas por su defensa a la igualdad de oportunidades educativas para las mujeres y su derecho a expresarse. Destacó también el la dramaturgia, particularmente en la comedia, el sainete y el auto sacramental (especie de drama religioso).

¿Está de acuerdo con que ellas son 8 inolvidables mujeres en la historia del teatro?