Oktoberfest: 7 datos que no sabías sobre esta festividad alemana

kzenon/iStock/Thinkstock

«Cerveza y lederhosen», seguro estas son las dos cosas en las que piensas cuando escuchas la palabra «Oktoberfest», pero, aunque no vayamos a negar que es una parte muy característica, esta celebración es sobre mucho más que emborracharse y usar sombreros graciosos. ¿No nos crees? Te lo demostraremos con estas 7 curiosidades sobre el Oktoberfest.

DeluXe-PiX/iStock/Thinkstock

7. Mucho más que cerveza

Lo sé, es difícil de creerlo, pero los orígenes del Oktoberfest no tienen nada que ver con la cerveza. La primera de estas celebraciones tuvo lugar hace más de 200 años, el 12 de octubre de 1910. ¿La ocasión? La boda entre el futuro rey Ludwig I y la princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen, a la que estuvieron invitados todos los habitantes de Munich.

La fiesta fue tan buena que el año siguiente, boda o no, la gente quiso repetirla y no han parado de hacerlo desde entonces. Solo la guerra y algunas epidemias de cólera pudieron impedir su celebración.

FooTToo/iStock/Thinkstock

6. Técnicamente, no es una celebración «alemana»

Hoy en día, tendemos a ver a Alemania como un todo, pero en realidad la componen más de una región con culturas bastante diferentes. El Oktoberfest, por ejemplo, es característico de la región de Bavaria, donde se encuentra la ciudad de Munich. Las otras regiones tienen otras festividades, por lo que el Oktoberfest es bávaro, pero solo corresponde a una fracción de la cultura alemana.

phatisakolpap/iStock/Thinkstock

5. El nombre es un tanto engañoso

Si viajas a Munich en octubre, no esperes encontrarte con cientos de borrachos celebrando y tomando cerveza en las calles. Bueno, quizás sí deberías esperarlo, pero no debido al Oktoberfest. Es que, a diferencia de lo que sugiere su nombre, esta festividad no se celebra exactamente en octubre. En verdad empieza en septiembre y termina el primer fin de semana de octubre, por lo que solo abarca unos días del mes que le da su nombre. Quizás por eso los locales no lo llaman Oktoberfest, sino Wiesen, en honor al lugar donde se celebró aquella primera fiesta, 200 años atrás.

bukki88/iStock/Thinkstock

4. Mueve tanta gente que bien podría ser un país entero

Se calcula que, cada año, entre 5 y 7 millones de personas visitan el Oktoberfest de Munich. Es tan masivo que incluso tiene una oficina postal propia que abre para que los visitantes puedan mandar postales y souvenirs a casa: más de 130 000 por año, para ser exactos.

3. Einstein trabajó en el Oktoberfest

Einstein no solo formuló la teoría de la relatividad, también fue uno de los responsables de que el Oktoberfest tuviera electricidad. En 1896, él y su hermano trabajaron como unos de los primeros electricistas del festival.

EvgeniiAnd/iStock/Thinkstock

2. Incluye competencias de ballesta

No parece una opción muy lógica para una celebración a la que la mayoría de la gente va a emborracharse, pero, si te interesa, puedes participar de competencias de tiro con ballesta como parte del Oktoberfest.

FamVeld/iStock/Thinkstock

1. No tienes que ser mayor de edad para participar

Los niños de cualquier edad pueden ingresar al Oktoberfest y a partir de los 6 años, siempre que haya un adulto presente, pueden quedarse hasta cualquier hora, incluso hay juegos para que los más pequeños se entretengan. Además, los mayores de 16 años hasta pueden tomar cerveza. La ley alemana les prohíbe el consumo de «alcoholes fuertes», pero la cerveza está permitida.

¿Piensas participar de alguna celebración de Oktoberfest este año?