10 verdades sobre los tratamientos con células madre

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 1
svisio/istock/thinkstock

Los tratamientos con células madre son uno de los temas controversiales de los avances médicos. Hay gente que los considera algo bueno y necesario, mientras que otras personas tienen muchos prejuicios al respecto. Sin lugar a dudas, es un tema complicado sobre el que nos gustaría iluminarte un poco. Hoy queremos contarte algunas realidades de los tratamientos con células madre.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 2
luchschen/istock/thinkstock

10. Hay diferentes tipos de células madre con propósitos distintos

Hay diferentes tipos de células madre, que vienen de varios sitios del cuerpo, y que se forman en diferentes etapas de nuestra vida –por ejemplo, las células madre embrionarias solo existen en las primeras etapas, mientras que otras persisten toda la vida–.

Nuestros cuerpos utilizan los diferentes tipos de células madre de los tejidos para un propósito en particular cada una de ellas, y tienen un potencial limitado, por lo que es prácticamente imposible que un único tipo de células madre pueda utilizarse para curar varias enfermedades.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 4
svisio/istock/thinkstock

9. Un único tratamiento con células madre no sirve para varias enfermedades diferentes

Como se ha dicho en el punto anterior, cada célula madre cumple una función, por lo que lógicamente un único tratamiento con células madre no servirá para tratar varias enfermedades diferentes. Por esta razón, es especialmente importante que se elijan bien las células madre a la hora de hacer un tratamiento. La única que sí podría utilizarse para todo es la célula madre embrionaria, aunque esto aún no está desarrollado.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 6
defun/istock/thinkstock

8. Actualmente, existen pocos tratamientos con células madre aceptados

Los ensayos clínicos muestran una pequeña cantidad de tratamientos con células madre aceptados por ser fiables y eficaces. La más común es el traspaso de células madre de la sangre para tratar enfermedades y condiciones de la sangre y el sistema inmunológico; y algunos problemas de los huesos, la piel, la córnea o lesiones pueden tratarse con injertos que funcionan en base a las células madre.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 3
luchschen/istock/thinkstock

7. Las células madre ayudan, pero no significa que sea una verdad absoluta

Hay tres razones por las que una persona se puede sentir mejor luego de un tratamiento con células madre que no tienen que ver con su efectividad: el efecto placebo; cambios en el estilo de vida que nada tienen que ver con el tratamiento; y cambios en la severidad de los síntomas en algunas enfermedades.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 7
stefanolunardi/istock/thinkstock

6. Desarrollar nuevas terapias lleva tiempo 

La ciencia en general lleva procesos largos y delicados, en el caso de la medicina es difícil entender qué va mal en una enfermedad e intentar curarla. Las ideas deben testearse primero en laboratorio, luego en humanos. Muchas veces, las cosas no funcionan, o sí lo hacen en animales, pero no en humanos. Muchas veces se tiene una muestra poco representativa, y hacer las cosas rápidamente puede llegar a darnos efectos negativos en un futuro.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 11
Sebastian Kaulitzki/istock/thinkstock

5. Las células madre deben ser instruidas para comportarse de determinada manera en tratamientos

Una de las grandes barerras para encontrar tratamientos eficaces con células madre es conseguir que actúen de la forma indicada. Por ejemplo, el tratamiento de enfermedades neurológicas necesita que las células implantadas crezcan en una zona determinadas, y hacer conexiones con otras neuronas de forma determinada. La medicina aún está aprendiendo cómo hacer esto.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 5
luchschen/istock/thinkstock

4. Que las células madre provengan de tu cuerpo no quiere decir que sean seguras

Cada procedimiento médico tiene riesgos, en el caso de este tipo de tratamientos, las células madre que se extraen de tu cuerpo sufren modificaciones en el exterior que pueden causar, una vez reintegradas a tu organismo, algún problema.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 8
rbhavana/istock/thinkstock

3. Hay algo que perder cuando realizamos un tratamiento que no ha sido probado antes

Aunque muchas personas consideran que realizar un tratamiento médico no les hace perder nada, lo cierto es que no es así. Existen riesgos reales de desarrollar complicaciones y la probabilidad de obtener beneficios es realmente baja.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 10
luchschen/istock/thinkstock

2. Un tratamiento experimental a la venta no es lo mismo que un ensayo clínico

Que un tratamiento sea experimental no significa que forme parte de un ensayo clínico. Un ensayo clínico puede tener efectos secundarios leves y una serie de pasos a seguir que se deben mantener, entre los que se encuentran los Comités y los temas éticos. Por eso, no debemos apostar por hacer un tratamiento con células madre experimental.

10 verdades sobre los tratamientos con celulas madre 9
luchschen/istock/thinkstock

1. La ciencia con células madre siempre se mueve hacia adelante

Los avances científicos con células madre son prometedores. Hoy en día, se busca conocer más sobre las células madre para poder conocer por qué se producen las enfermedades y encontrar formas de tratarlas.

¿Qué opinas de estas curiosidades sobre los tratamientos con células madre? ¿Estás de acuerdo? ¿Sabes que se han creado minirriñones artificiales con células madre?