explora

Misterios de la ciencia: el extraño bólido de Tunguska

Misterios de la ciencia el extrano bolido de Tunguska
puchan/iStock/Thinkstock

A lo largo de la historia han ocurrido numerosos eventos astronómicos que han marcado la historia de nuestro planeta. Sin embargo, en tiempos relativamente recientes, pocos eventos han causado tanto impacto y han atraído tanto la atención de científicos y aficionados como la misteriosacaída del “bólido de Tunguska” a inicios del siglo XX. De este histórico suceso queremos hablarte hoy.

El impacto del bólido misterioso

El día 30 de junio de 1908, sobre las 7 de la mañana, los habitantes de una parte de la inmensa región de Siberia, al norte de Rusia, sintieron una enorme explosión que sacudió el suelo y produjo una luz enceguecedora. La magnitud de la misma fue tal que las vibraciones se sintieron hasta alrededor de mil kilómetros distancia y, a 60 kilómetros del sitio, las personas fueron arrojadas violentamente al suelo debido a una fuerte onda expansiva, que fue seguida de la producción de una columna de humo de varios kilómetros de altura.

Misterios de la ciencia el extrano bolido de Tunguska 1
Wikimedia Commons

La explosión, que posteriormente sería localizada en una desolada zona cerca del río Tunguska Podkamennaya, tuvo una potencia estimada mil veces mayor que la bomba atómica de Hiroshima. Esto provocó que fueran arrasados alrededor de 80 millones de árboles en un radio de 830 kilómetros cuadrados en todas las direcciones y se produjera una nube de cenizas que cubrió gran parte de Europa.

¿Qué cayó en realidad en Tunguska?

La investigación científica para determinar qué fue lo que cayó en Siberia no pudo realizarse hasta varios años después debido a la complejidad política de Rusia en aquel entonces y lo alejado del sitio de impacto, llegando la primera expedición a la región 12 años después, en 1920.

Supuestamente, al tratarse de un meteorito, los científicos esperaban encontrarse con un enorme cráter en el sitio y numerosos fragmentos de rocas dispersos en el bosque. Sin embargo, su sorpresa fue mayúscula al no encontrar ni lo uno ni lo otro, y sí un paisaje dantesco y absolutamente arrasado.

Misterios de la ciencia el extrano bolido de Tunguska 2
Leonid Kulik/Wikimedia Commons

Esto provocó un intenso debate científico y muchísimas teorías comenzaron a plantearse, llegando a existir una treintena de ellas con mayor o menor credibilidad. La más acertada hasta el momento para explicar este extraño suceso es que el bólido, como se le ha llamado de manera neutral al extraño cuerpo, se trató de un meteorito o un cometa que entró a la atmósfera terrestre y explotó un par de kilómetros por encima del suelo siberiano.

En ese momento se creyó que el mismo estaría compuesto de hielo, lo cual explicaría la ausencia de restos rocosos en toda el área. Más recientemente, los investigadores han encontrado diminutas partículas depositadas sobre los árboles de la región que coinciden con la composición química de ciertos meteoritos, por lo que han concluido que debido a la inmensa velocidad del choque contra la atmósfera, el bólido debió ser un cuerpo rocoso que explotó y se pulverizó totalmente antes de llegar al suelo. No obstante, esta explicación no satisface aún a toda la comunidad científica.

Que nunca se haya descubierto el agente causal de tan descomunal explosión ha motivado numerosas teorías de la conspiración sin ningún basamento científico, algunas bastante disparatadas, entre ellas está la posible caída y explosión de una nave espacial, un violento escape de gas del interior de la tierra e incluso se ha especulado que pudo ser causado por pruebas científicas atribuidas a Nikola Tesla.

Especulaciones aparte, la caída del bólido de Tunguska sigue siendo uno de los sucesos más misteriosos de la historia de la ciencia y las investigaciones sobre el mismo aún no han sido verdaderamente concluyentes.

¿Conocías esta curiosa historia del bólido de Tunguska? ¿Quieres conocer algunos casos famosos de meteoritos que cayeron en la Tierra?