explora

¿Qué dice la ciencia sobre la apiterapia?

Que dice la ciencia sobre la apiterapia
tr3gi/iStock/Thinkstock

Quienes han sufrido la picadura de una abeja, rápidamente aprenden a evitar que tan desagradable experiencia se repita, pero lo cierto es que el veneno de las abejas puede ser beneficioso. ¿Escuchaste hablar alguna vez de la apiterapia? Se trata de una practica en la que, de forma controlada, se utilizan laspicaduras de abeja para tratar una serie de condiciones, reduciendo el dolor generalmente en la zona de las articulaciones. ¿Pero hay fundamentos científicos de la eficacia de la apiterapia? Veamos qué dicen la ciencia y la medicina. 

Historia de la apiterapia

La apiterapia no es algo nuevo; se utiliza desde hace miles de años en culturas como la egipcia y en la antigua china. Antiguamente, se aprovechaban sólo las propiedades de productos como la miel, polen y propóleos como forma de terapia, hasta que recién en el siglo XIX se empezó a experimentar con el uso del veneno de las abejas. Fue en 1888, cuando el médico austriaco Phillip Terc, estudió el uso del veneno de abejas en pacientes con enfermedades reumáticas, dando inicio a la apiterapia moderna. 

Durante los últimos años, el veneno de abejas se ha utilizado como posible tratamiento para diversas condiciones como el dolor reumático, en articulaciones o espalda, esclerosis múltiple e incluso cáncer, aunque no existen pruebas de su éxito al tratar problemas oncológicos.

Que dice la ciencia sobre la apiterapia 1
rodho/iStock/Thinkstock

Si bien la apiterapia se hace cada día más popular, el tratamiento de enfermedades mediante el veneno de abejas no está aprobado por instituciones gubernamentales y su eficacia no está científicamente probada, pero su uso como terapia alternativa es cada vez más popular, incluso en la medicina occidental.

Aunque suene irónico, el único uso médico 100 por ciento probado del veneno de abejas es para reducir la sensibilidad de las personas alérgicas a éste, mediante aplicaciones controladas con veneno purificado.

Cómo actúa el veneno de abejas

El tratamiento del dolor con veneno de abeja en pacientes con artritis y dolores articulares es el uso más importante y que produce mejores resultados. Un estudio en desarrollo de la Universidad de Georgetown en los Estados Unidos, ha demostrado que más del 50 por ciento de los pacientes presenta efectos positivos a los pocos minutos de la aplicación del veneno.

Asimismo, los investigadores analizaron los mas de 40 componentes del veneno de abejas y encontraron que la clave de su efectividad estaría en la melitina, que posee propiedades antiinflamatorias, siendo 100 veces más efectivo que los corticoides y sin sus efectos secundarios.

Otro componente del veneno de abeja muy importante es la adolapina, que cumple el doble efecto de reducir la inflamación y bloquear los receptores del dolor. Asimismo, se cree que otros ingredientes también tienen efectos positivos.

Que dice la ciencia sobre la apiterapia 2
Eric Isselée/iStock/Thinkstock

Existen diferentes formas de utilizar el veneno de abeja en el cuerpo humano; desde hacerlo directamente con una abeja, que se toma con una pinza para luego enterrar el aguijón en una zona, hasta veneno extraído y purificado y que se utiliza en forma de inyección e incluso gel.

El veneno de abejas actúa muy rápidamente, al aliviar la inflamación en el sitio en donde se produce el dolor este cede, por lo que el paciente sienten los efectos de esta terapia de forma casi inmediata.

¿Qué piensas de las terapias alternativas? ¿Crees que son realmente eficaces o pura charlatanería? Lo cierto es que las abejas pueden ser entrenadas para detectar el cáncer, aunque te parezca extraño.