explora

¿Los gatos nos ignoran?

Los gatos nos ignoran 3
Anna Utekhina/iStock/Thinkstock

Si eres el dueño de un dulce gatito, puede que sepas mejor que nadie que a los gatos les encanta ignorar a las personas. Frente a la actitud fiel y comprensiva del perro, que va donde va el amo; el gato parece ser un ser despiadado incapaz de demostrar afecto para la mano que le da de comer. Realmente, ¿los gatos ignoran a sus amos?

Los gatos nos entienden... pero nos ignoran

Puede que no sea el mejor estudio científico, ni tampoco el más importante, pero lo cierto es que una investigación de la Universidad de Japón llegó a la conclusión de que los gatos reconocen la voz de sus dueños, pero que, en cambio, deciden ignorarla.

Sin embargo, para que no nos sintamos tan mal por la actitud de nuestra mascota, cabe aclarar que lo hacen por razones evolutivas y que nada tienen que ver con que no les guste su nuevo alimento o estén enfadados contigo por algo.

Los gatos nos ignoran 1
Kirill Vorobyev/iStock/thinkstock

Esta investigación se llevó a cabo con veinte gatos, el lugar de estudio era la propia casa donde vivían. Cuando el dueño no estaba cerca, se le ponía una grabación en la que se lo llamaba con tres voces desconocidas, luego la voz de su dueño y luego otra voz desconocida. Luego, se analizaron las respuestas del gato en base al movimiento de la cabeza, las orejas y la cola, la vocalización, la dilatación de la pupila y el desplazamiento que hacían.

Cuando los gatos escuchaban su nombre, llevaban a cabo una maniobra de orientación, en la que movían su cabeza y sus orejas hacia el lado del que provenía la voz. Además, tenían una mayor respuesta frente a la voz de sus dueños que frente a la de desconocidos. Sin embargo, se negaron a moverse, independientemente de quien fuera el que llamaba.

¿Y por qué nos ignoran?

Se cree que la razón por la que los gatos nos ignoran proviene de la temprana domesticación de la especie, frente a la relación que se mantuvo con los perros. El ancestro común del gato doméstico actual es el Felis Silvestris, un gato salvaje que tuvo contacto con el ser humano por primera vez hace nueve mil años.

Los gatos nos ignoran 2
Julija Sapic/iStock/Thinkstock

Al desarrollarse la agricultura, los felinos se movían hacia los campos para comer a los roedores que atraían los graneros. De esta forma, tuvieron mayor contacto con los seres humanos, pero se podría decir que se “domesticaron a sí mismos”. Eso quiere decir que no fueron domesticados para obedecer, sino que ellos fueron los que tuvieron la iniciativa.

En conclusión, los gatos saben que los estamos llamando, pero no les interesa en lo más mínimo responder a nuestro llamado. Los gatos nos ignoran. Por esa misma razón, yo siempre tuve perros. Y tú, ¿qué mascota tienes? ¿Quieres conocer otras curiosidades sobre los gatos?