explora

Posesión demoníaca: una mirada científica al mito

Posesion demoniaca una mirada cientifica al mito
Hemera/Thinkstock

La creencia en las posesiones demoníacas son de las más antiguas y curiosamente, de las más comunes en nuestros días en términos de mitos y falsedades. Si bien el cine, la literatura y diversas ficciones han hecho una enorme contribución en esto, no existe evidencia alguna que permita al menos tomarlo en serio. No obstante, sabes bien que esta clase de mitos no nos gusta para nada, así que hoy vamos a intentar echar algunas luces en el asunto dándole una mirada científica al mito de la “posesión satánica” y, peor aún, los exorcismos.

Posesion demoniaca una mirada cientifica al mito 1
iStock/Thinkstock

¿Qué es una posesión demoníaca?

A lo largo de la historia, muchísimas personas en diversas partes del mundo han asegurado que fueron víctimas de una posesión demoníaca. Hay casos muy famosos y basta con hacer una pequeña búsqueda en la web para encontrarse con una larga lista de nombres y “casos reales de posesión”.

De acuerdo a estas historias, básicamente, en una posesión, un individuo sufre el ataque de un espíritu maligno, un demonio o hasta el mismísimo Satanás. Estos entes se introducen en el cuerpo de la víctima y comienzan a controlar el cuerpo con gran violencia, dejando a la persona inconsciente, provocando tremendos daños y hasta provocando la muerte del individuo, no sin antes causar profundos calvarios, entre otras cosas. A fin de cuentas, seguramente conoces estas historias....

Posesion demoniaca una mirada cientifica al mito 2
iStock/Thinkstock

Las posesiones satánicas no existen más que en la ficción

Bueno, debo confesar que sentí más que un poco de vergüenza ajena al escribir las líneas que acabas de leer, pero vamos a intentar analizar un poco la cuestión. ¿Por qué es totalmente estúpido hablar de una posesión satánica, diabólica o demoníaca? En primer lugar, porque estamos hablando de ficción, de algo que pertenece meramente a la ficción, a los relatos míticos y las creencias religiosas.

Creer que existe el diablo y los demonios, y que éstos pueden poseer a las personas, es igual de descabellado que creer que existe Lord Voldemort y los mortífagos, y que quieren venir a torturarte por ser un muggle. Es igual de irracional que creer en cualquier otro personaje ficticio, que están sólo en la imaginación.

Posesion demoniaca una mirada cientifica al mito 3
Hemera/Thinkstock

Las religiones, las posesiones demoníacas y los exorcismos

Ahora bien, aun así, sabemos que hay mucha gente que realmente cree en estas cosas. Ello se debe principalmente al hecho de que en la gran mayoría de las religiones del mundo se asegura la existencia de los demonios o los espíritus malignos y que éstos poseen a la gente.

El caso más popular deviene del cristianismo y la Biblia, por ejemplo, menciona que Jesús quitó los demonios que poseían a las personas al menos en 6 oportunidades, además, hasta nuestros días, la Iglesia ofrece un servicio para esto: el exorcismo. Ni hablar de las numerosas sectas y cultos religiosos que incluso hasta comercializan el supuesto ritual. Según la Enciclopedia Católica, un exorcismo es:

“El acto de expulsar o alejar los demonios o espíritus malignos, de personas, lugares o cosas, que se cree que ser poseído o infestado por ellos, o puedan ser víctimas o instrumentos de su maldad.”

En sí, es uno o más sacerdotes realizando un ritual religioso en el cual se busca expulsar al diablo o los demonios de una persona. Por otra parte, existen distintos tipos de exorcismos:

  • El “exorcismo bautismal”: que consta en la bendición de un niño antes de bautismo para limpiarlo del mal que ha resultado del pecado original.
  • El “exorcismo simple”: la bendición de un lugar o cosa para deshacerse de la influencia del mal.
  • El “exorcismo real”: realizar el rito de exorcismo para liberar a un ser humano de la posesión diabólica.

El último de estos es en el que todos pensamos cuando hablamos de exorcismos. Claro que también es el que más provecho le ha sacado Hollywood... Pasemos a la siguiente página para ver qué opina la ciencia sobre todo este mito.

Posesion demoniaca una mirada cientifica al mito 4
Lawrence Berkeley National Library/Photodisc/Thinkstock

Las posesiones y los exorcismos para las ciencias

Para las ciencias, lo que para las religiones es una posesión y así figura en sus ficciones, es en realidad un delicado trastorno disociativo clasificado como una enfermedad mental. En medicina, a menudo se le denomina como un “trastorno de trance” , “trastorno de personalidad múltiple” o demoniopatía.

Los pacientes afirman haber sido poseídos por un ser irreal que controla y ordena su obrar. Numerosas investigaciones se han desarrollado al respecto y contrariamente a lo que ocurre fuera del ámbito científico, desde las ciencias se encontró evidencia sólida capaz de demostrar que no tristemente, no se trata más que de una o varias enfermedades mentales, trastornos psíquicos, neurológicos y químicos a nivel cerebral. Todos los síntomas están directamente relacionados con casos de histeria, trastornos disociativos y hasta cuadros esquizofrénicos.

La contienda entre la psicología y la religión es muy dura en este punto. Es que mientras que un individuo enfermo, que requiere de un profundo tratamiento profesional, es visto como un paciente desde la medicina, para la religión es un ser poseído... por algo que ni siquiera existe.

Las alucinaciones, los espasmos, la automutilación y hasta los trastornos del habla son la pura evidencia de que algo en el cerebro está funcionando mal, no en el alma o en el espíritu. Un esquizofrénico, un epiléptico o hasta una persona con síndrome de Tourette, no está poseída, tiene un problema médico que únicamente puede identificarse y tratarse desde las ciencias.

¿Qué opinas al respecto?